Mendoza Lunes, 9 de julio de 2018

La mayoría de los intendentes no apoya la legalización del aborto

Sólo dos, Marcelino Iglesias y Tadeo García Zalazar, están a favor de la despenalización. En lo que casi todos coinciden es en la necesidad de profundizar la educación sexual.

El proyecto para legalizar la interrupción voluntaria del embarazo debe ser una de las iniciativas democráticas más debatidas de los últimos años. Antes de que se votara a favor en la Cámara Baja, 738 oradores expusieron su postura en 15 audiencias abiertas. En la sociedad, a tono con el debate que se dio en el Congreso, se multiplicaron las manifestaciones de apoyo y rechazo.

Y si bien se expresaron opiniones desde todos los ámbitos, en esta oportunidad Diario UNO buscó saber cuál es la postura de los intendentes de toda Mendoza. En términos generales la mayoría se opone al proyecto de ley por convicciones personales y religiosas, señalando estar "a favor de la vida", concepto que logró conquistar el colectivo social identificado con el pañuelo celeste.

Solo dos jefes comunales indicaron apoyar el proyecto militado por las agrupaciones y mujeres identificadas con pañuelos verdes. Marcelino Iglesias, de Guaymallén, y Tadeo Zalazar, de Godoy Cruz, ambos de la Unión Cívica Radical, consideraron cada uno a su manera que el país se debía este debate y afortunadamente se está saldando la deuda. Apoyan por razones de salud y sanitarias.

Cuatro intendentes prefirieron ser más cautos y no definir su postura aduciendo que ambos extremos siguen ampliando la brecha que divide a la sociedad en un tema sensible y delicado de tratar y entender. Para ellos, la opinión y definición importantes son las de los legisladores y que sus pareceres no tienen por qué influir en el resto de la población.

Finalmente hubo tres grandes ausentes. No pudo conocerse la opinión de Rodolfo Suarez (UCR), el intendente capitalino, porque se encuentra de licencia, según dijo Nora Vicario, encargada de prensa. Tampoco pudo saberse la postura de Alejandro Bermejo (PJ, de Maipú. "No está disponible para responder", comunicó Carla Luna, su encargada de prensa, tras tres días de consultas y esperas.

Pablo Sánchez, secretario privado de Jorge Vergara, el intendente de Malargüe, expresó que no pudo comunicarse con el jefe comunal para dar a conocer su opinión, debido a que encuentra trabajando en zonas rurales, asistiendo a los vecinos por las nevadas de estos últimos días.

¿Cómo sigue?

Mientras se radicaliza la grieta entre los que están a favor y en contra de la ley que despenaliza el aborto en la Argentina, el proyecto que ya tuvo media sanción en Diputados, ingresó el martes formalmente al Senado. La discusión en comisiones se realizará hasta el 1 de agosto y contará con unos 60 expositores. La mitad argumentará su apoyo y el resto su rechazo.

La votación en la Cámara Alta está prevista para el 8 de agosto. Ese día se conocerá finalmente cuál de todos los escenarios posibles es el que terminó definiéndose. Hasta ahora se conoce que hay 27 senadores que votarán a favor, 31 en contra y 14 indefinidos. El final está abierto. Las chances de lo que pueda pasar son tres: el rechazo, la aprobación sin cambios o la aprobación con cambios.

Si se rechaza podrá volver a tratarse recién en marzo del año que viene. Si se aprueba sin cambios el presidente Mauricio Macri ya manifestó que no vetará la ley y la promulgará. Si se aprueba con cambios, vuelve a Diputados, que definirá si los acepta o insistirá y ratificará la postura que votaron en la redacción original.