Mendoza Mendoza
domingo 25 de marzo de 2018

La joven ministra de Hacienda que hizo historia

Lea Giménez es una joven funcionaria paraguaya, la primera en ocuparse de la economía y las transacciones de su país. También acaba de dejar la presidencia de gobernadores de la Asamblea del BID

Muy joven y sumamente preparada para los cargos que ocupa. Así es Lea Giménez, la primera ministra de Hacienda de Paraguay, y la segunda en presidir la Asamblea Anual de Gobernadores del BID.

Preocupada por la equidad
Además de referirse al desarrollo de las economías de América Latina y el Caribe, y establecer la agenda para el encuentro 59º de esta entidad de financiamiento internacional, Giménez hizo referencia a la cuestión de género, en materia de equidad en la participación de las mujeres en puestos de decisión política.

Además, explicó que en su país la participación femenina en cargos destacados (como la Fiscalía General de Estado o la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia) es cada vez más importante.

"Para mí ser la primera mujer en ocupar la cartera de Hacienda es más que importante, puesto que siempre fue ocupada por hombres. Es interesante darle una visión diferente a las finanzas públicas, pero más que nada es una tremenda responsabilidad, tenemos que demostrar que podemos hacer esa tarea e incluso hacerla mejor", señaló, e hizo mención a la visita de Christine Lagarde –presidenta del FMI– a su país, la semana pasada. "Lagarde es la primera mujer en liderar una institución tan importante de finanzas, y nos envía una clara señal: las mujeres también pueden ocupar estos lugares de liderazgo".

Una población joven
Lea Giménez no sólo es la primera mujer en ocupar este cargo en su país, sino que es la ministra de Hacienda más joven de Latinoamérica: asumió con 36 años –ahora tiene 38– y destacó que, en Paraguay, el 70% de la población tiene menos de 40 años. "Es importante que esa gente joven se vaya sumando en la toma de decisiones que finalmente tienen implicancias en su vida", destacó.

Madurez política
Si bien la población económicamente activa es de mediana edad, la madurez política para manejar la economía de Paraguay es sorprendente. Giménez lo atribuye a la división de la política partidaria de las decisiones financieras. "En Paraguay ha sido clave separar la política partidaria de la economía; finalmente hay cuestiones que son políticas de Estado, no importa el color de los gobiernos. Tuvimos un gobierno más tirando a la izquierda, otro más hacia la derecha, pero estos gobiernos habían compartido el mismo ministro de Finanzas; más allá de la ideología, hay cuestiones que son claves para la sostenibilidad" explicó.

Fuente:

Más Leídas