Mendoza Mendoza
sábado 09 de junio de 2018

La historia del moisés del primer hijo de Vilma Rúpolo

La abogada Viviana Beigel mostró el canastito en el que los secuestradores le llevaron el bebé a la conocida artista durante su secuestro en 1976.

Una de las audiencias más fuertes emocionalmente se vivió ayer en el sexto juicio por delitos de lesa humanidad que se desarrolla en Mendoza. Es que la abogada Viviana Beigel, en representación del MEDH (Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos), alegó en la causa que investiga los hechos sucedidos en el Casino de Suboficiales del Ejército, sobre calle Boulogne Sur Mer.

En ese lugar, que funcionó como centro clandestino de detención antes y durante la dictadura cívico militar (1976 a 1983), estuvieron cautivas más de 20 mujeres, sometidas a todo tipo de tormentos, incluidos abusos sexuales. Pero el caso más conmovedor fue el de la coreógrafa, docente, actriz y directora de teatro Vilma Rúpolo, secuestrada el 1 de junio de 1976 a dos días de haber dado a luz a su primer hijo, Mariano Morales. Como amenazó con quitarse la vida, a las dos semanas de estar en el casino, los captores accedieron a llevarle su bebé.

Así fue como dos hombres fuertemente armados le acercaron el moisés con el niño, que estuvo cinco meses con su mamá, cuidado y protegido por las otras mujeres que compartieron cautiverio. Ese moisés fue mostrado ayer en la sala de audiencias.

Por los hechos sucedidos allí el MEDH pidió 25 años de prisión para Carlos Eduardo Ledesma y Olimpo Carelli, quienes ejercieron cargos de mando en ese lugar.

La semana próxima continuará el juicio, con los alegatos de la defensa oficial a cargo de Leonardo Pérez Videla y de Carlos Benavídez, representante particular del ex militar Juan Carlos Santamaría.

Pidieron 25 años para Rico

Pablo Salinas, en representación del MEDH, solicitó 25 años de prisión para Carlos Rico Tejeiro, ex subsecretario de Seguridad de Celso Jaque, acusado de privación abusiva de la libertad, torturas y secuestros de personas que fueron alojadas en el centro clandestino de detención y exterminio D2. Y solicitó prisión perpetua para los ex policías federales José Luis Mirotta y Marcelo León por los secuestros y asesinatos del estudiante de periodismo Amadeo Sánchez Andía y el empleado judicial Víctor Romano Rivamar en 1975.
Fuente:

Más Leídas