Mendoza - Israel Israel
viernes 08 de junio de 2018

La comunidad judía de Mendoza culpó al terrorismo por el partido no jugado

Referentes de la colectividad condenaron el accionar de grupos propalestinos. El cónsul se quejó también por el no esclarecimiento de los atentados a la AMIA y a la embajada.

Desde el mismo día que comenzó la organización del amistoso que se disputaría entre la Selección argentina de fútbol y la de Israel, el evento fue calificado de inoportuno.

En primer lugar, por la situación política e internacional conflictiva, porque el partido iba a realizarse en Jerusalén, la región en que se debaten tres religiones.

En segundo término, por la proximidad del Mundial y el riesgo que implicaba trasladar a los jugadores hasta la Ciudad Santa desde Barcelona.

Finalmente, hubo amenazas directas por parte de grupos que apoyan a Palestina –sobre todo para Lionel Messi– y los jugadores se negaron a disputar el amistoso.

El partido fue suspendido el martes, aunque aún queda un tema por resolver: ¿qué pasará con los más de dos millones de dólares que AFA cobró por su realización? Según da cuenta el sitio web de A24, este punto debe resolverlo el empresario Danny Benaim, organizador del partido.

Referentes de la comunidad judía en Mendoza opinaron al respecto y coincidieron en expresar su dolor por lo sucedido.

Para el cónsul de Israel –mandato cumplido– Gerardo Belinsky, "estos grupos propalestinos actuaron como terroristas. Argentina no debería aceptar este tipo de amenazas, porque con el tiempo se pagan caras. Es muy triste".

El diplomático hizo referencia también a los atentados de la AMIA y la Embajada de Israel, y al hecho de que nunca se hayan esclarecido, para dar ejemplos acerca del comportamiento de grupos terroristas y al miedo que muchas veces los estados tienen de enfrentarlos.

Oscar Pinco, corresponsal de la agencia Télam en Mendoza e integrante de la comunidad judía, analizó la elección, por parte de Israel, de la ciudad de Jerusalén para jugar el amistoso. "El partido inicialmente se iba a hacer en Haifa, que es una ciudad más neutral. En cambio Jerusalén es el centro de todos los conflictos. Que los jugadores no hayan querido ir cuando vieron las camisetas manchadas con sangre es lógico. Eso es el terrorismo, crear terror. Hamas festejó la decisión de la Selección. Lo lamentamos".

Representante de la comunidad judía en Mendoza y médico traumatólogo, Pablo Stern también opinó: "Nos da mucha tristeza que el miedo infundido por un grupo terrorista le haya ganado a las intenciones de participar en un espectáculo deportivo amistoso que ya tiene su tradición previo a la Copa Mundial".

Cinco claves sobre el conflicto
El conflicto Palestina–Israel
Se agravó en diciembre, cuando Estados Unidos (a través de su presidente, Donald Trump) reconoció a Jerusalén como capital de Israel, y no a Tel Aviv.

¿Por qué es tan grave?
Porque Jerusalén es una ciudad emblemática para islámicos, judíos y cristianos. Los cristianos creen que allí murió y resucitó Jesucristo, se conservan los restos del último templo judío –año 70 dC– y también la Cúpula de la Roca, desde la que, para los islámicos, Mahoma ascendió a los cielos.

Un acuerdo que no se cumplió
La ciudad de Jerusalén debería tener estatus internacional y encontrase bajo la administración de la ONU desde 1948, luego de que finalizó el mandato de Gran Bretaña en la región. Israel invadió su territorio y en 1980 la consideró capital de su Estado.

Compromiso internacional
La mayoría de los países del mundo tienen su embajada en Tel Aviv, para evitar el conflicto internacional, según aconsejó la ONU. En mayo, Estados Unidos mudó su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, por determinación de Donald Trump. El conflicto de la Franja de Gaza –tomado por el grupo islamista Hamas– se profundizó, provocando muchas víctimas fatales.

Argentina ambigua
En diciembre, la ONU rechazó el traslado de la embajada de Estados Unidos. Hubo 128 países a favor, 9 en contra. Argentina quedó en el medio: se abstuvo. Pero en el momento de pronunciarse a favor o en contra del partido amistoso, el Gobierno dejó en claro que Jerusalén debe ser territorio con libre acceso a la religiones que tienen allí sus símbolos representativos.

Amenaza y levantamiento El domingo 3 de junio, el presidente de la Asociación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, amenazó con quemar camisetas y fotos de Lionel Messi y los demás jugadores de la Selección oficial de fútbol. Luego de esa circunstancia se suspendió el partido.
Fuente:

Más Leídas