Mendoza Mendoza
domingo 31 de diciembre de 2017

La ATM cierra el año con balance positivo al superar las metas fijadas

Es el resultado de las intimaciones que se hicieron en todo el año a deudores. Aseguran que "estamos encima del contribuyente" con los reclamos para que se ponga al día

La Administración Tributaria Mendoza (ATM), el organismo que se encarga de cobrar todos los impuestos provinciales, cierra el año con un balance positivo. Aseguran que pese a que aún muchos mendocinos tienen deudas con el Estado, la recaudación fue más alta de lo que habían estimado por el Presupuesto y que las estrategias implementadas para cobrar las deudas fueron exitosas.

Ignacio Barbeira, director de Rentas, dijo a Diario UNO que ven un balance positivo que se ve reflejado en la recaudación. "Estamos por encima de la meta que había fijado el Presupuesto. Estamos en el 29% y la meta era del 26%, es decir que crecemos por encima de la inflación", explicó Barbeira.

Este año, en controles de fiscalización realizados sobre facturación, actas de infracción, efectivización de clausuras y controles sobre impuestos patrimoniales en la vía pública se intimó una deuda de $28.060.297 en impuestos patrimoniales.

De acuerdo con la información oficial de ATM, en once meses se efectuaron 12.296 controles de facturación en Mendoza. Además, se labraron 1.139 actas de infracción, 565 por falta de inscripción en Ingresos Brutos y 574 por no emitir factura. También se efectivizaron 93 clausuras.

Respecto de controles sobre impuestos patrimoniales, fueron intimados 4.943 vehículos por un monto de deuda de $24.377.849 en Impuesto Automotor y 1.204 contribuyentes por un total de $3.682.448 en Impuesto Inmobiliario.

"Se realizan intimaciones de forma permanente y se hacen campañas de recordatorio de pago por mail o por SMS o por carta. Si eso no funciona se inicia la ejecución", señaló Barbeira, quien agregó que la idea es "estar encima del contribuyente" porque una deuda más vieja y más grande es más difícil de cobrar.

Sobre los deudores que tiene la provincia, Barbeira dijo que hay "chicos, medianos y grandes y que a todos se los gestiona de la misma manera. Hacemos mucha gestión administrativa porque es más económica para el Estado y si no hay resultado se llega al juicio y a las medidas de ejecución", comentó el funcionario.

Sobre la cultura tributaria de los mendocinos, dijo que cuando la situación económica mejora la gente se acerca. "Influyen también temas menos directos que son la comunicación institucional, recordando la importancia de estar al día. Todo va aportando a mejorar. Es un tema que no es sólo mendocino, es argentino, cuando se siente cierta aversión a pagar impuestos, pero al ver que el Gobierno invierte lo que paga, es que mejora la recaudación", opinó.

Dijo, sobre la baja de la alícuota de Ingresos Brutos que se aplicó sobre algunas actividades, que este año cuando se presentó el Presupuesto se expuso que en aquellas actividades en las que se había aplicado esta medida había crecido la recaudación, por lo que decidieron profundizarla para el 2018.

Blanqueo, a medias
A fines de 2016 el Gobierno local adhirió al blanqueo nacional y les dio la oportunidad a los vehículos radicados fuera de la provincia –calculaban que había unos 3.500– a que se ajustaran a las normas locales y tributaran en Mendoza. Los propietarios de los vehículos en cuestión tenían hasta el 30 de diciembre para patentar sus autos en Mendoza. En esa norma, en el artículo 9 decía que podrían declarar los vehículos de manera voluntaria y en la medida en que así lo hicieran estarían exentos de los impuestos de Sellos y del Automotor correspondientes a este año. Además quedarían liberados de toda sanción.

Un año después de esa medida, Barbeira dijo que una parte adhirió al blanqueo y empezó a tributar en Mendoza y que también hubo empresas que no se presentaron a blanquear sino a justificar por qué tenían sus vehículos patentados en otras provincias. "Es justificable en casos en que la empresa tiene su actividad en Mendoza, en San Luis y en La Rioja. A aquellos que no blanquearon ni justificaron se los intimó por tandas. Aproximadamente blanqueó un 20% y 30% justificó", comentó Barbeira. Es decir que la mitad, continúa tributando de forma irregular.
Fuente:

Más Leídas