Mendoza Mendoza
jueves 04 de enero de 2018

Inaugurarán en febrero la costosa Villa Olímpica

Fue la obra emblemática de Paco Pérez, que no pudo terminarla. Debió invertirse casi el triple de lo previsto inicialmente

EEl proyecto de la Villa Olímpica, que incluye un estadio cubierto con capacidad para 10.800 personas, fue uno de los emblemas de la gestión de Francisco Pérez. Cuando se presentó, en setiembre de 2012, el ex gobernador aseguró que la obra estaría terminada a mediados del 2015 y que costaría $300 millones.

Lo cierto es que cuando terminó el gobierno de Pérez, la obra estaba construida al 50% y el presupuesto para concluirla había trepado casi a los $500 millones.

Después de dos años y medio del plazo previsto para la conclusión y de haberse triplicado el gasto presupuestado inicialmente –de $300 millones pasó a casi $900 millones– el complejo está a punto de inaugurarse.

Así lo confirmó el subsecretario de Infraestructura, Daniel Chicahuala, quien estimó que la fecha de apertura será a fines de febrero. El funcionario explicó que aún le van a faltar algunos detalles de terminación, pero agregó: "Lo vamos a habilitar igual, porque no podemos seguir enterrando la plata de esta manera". A lo que se refiere Chicahuala es a que el edificio, que ya ha costado tres veces lo que insumirá ampliar los hospitales Lagomaggiore y Schestakow.

Lo más polémico del Parque Deportivo –como denominan actualmente la obra– es lo que costará mantenerlo, en comparación con el uso que se le dará. A este aspecto se refirió puntualmente el subsecretario.

Muy costoso y poco útil
Chicahuala afirmó: "Jamás hubiéramos encarado esta obra. Con lo que costó, podríamos haber construido un polideportivo cubierto en cada departamento, para eventos deportivos y culturales acordes a la demanda. Mantener este edificio es como si tuviéramos que abrir todos los días un restorán para 500 personas y que entren 10".

El punto es que, según datos proporcionados por el funcionario, sostener el lugar con todos los servicios funcionando costaría alrededor de $1,5 millones de pesos por mes.

"Es terriblemente grande, tiene casi 11.000 plazas. El volumen del edificio es enorme. Prender la refrigeración horas antes para poder albergar espectáculos o la calefacción elevaría nuestros gastos de una manera considerable". Lo que ha hecho entonces el Gobierno es generar una alternativa para que ese costo inicialmente calculado, se reduzca a una cifra aproximada de $250.000 mensuales. Lo lograrán colocando un equipo de generación de electricidad que permite abastecer la energía suficiente para seguridad e iluminación básica. "Pero para prender el aire acondicionado o la calefacción, cada productora independiente que lo alquile va a tener que traer generadores y accesorios que sirvan con este fin", dijo Chicahuala.

Agregó, además, que en el estadio Malvinas Argentinas, cuando se realizan conciertos o espectáculos deportivos, han puesto en práctica este mismo sistema: la empresa que los produce lleva los generadores.

"Suministramos lo básico y el que organiza el espectáculo se hace cargo del resto", sostuvo.

Una obra innecesaria
"Nunca hubiéramos hecho esta obra. Mendoza no la necesita en este momento. A lo mejor dentro de 20 años sí se justificará, pero no ahora. Hubiese sido mejor invertir la plata en otras obras más urgentes", señaló Chicahuala.

Es que es difícil que en Mendoza se encaren con continuidad eventos de esa cantidad de personas, por lo que estiman las autoridades que no se va a llenar muy seguido.

Por lo tanto, se vuelve poco rentable.

En el ala sur de este edificio funcionará el Instituto de Educación Física (IEF) que le dará mayor utilidad a las instalaciones.
Fuente:

Más Leídas