Mendoza - Malvinas Malvinas
lunes 02 de abril de 2018

Idearon un memorial para que se levante en Malvinas

El proyecto sustentable está pensado para erigirse en Darwin, con todos los estudios de factibilidad aprobados. La iniciativa fue creada por 3 arquitectos mendocinos como parte de su tesis.

"¿Por qué allá, chicos? Busquen un terreno en Mendoza", les dijeron sus profesores, cuando ellos plantearon que su proyecto de tesis sería un memorial en las Islas Malvinas. Lo justificaron asegurando que no tendría sentido homenajear a los soldados si no era en el lugar adonde combatieron. Así fue como tres jóvenes mendocinos terminaron mentando la obra 1982: Memorial Por la paz/ For peace, con los estudios necesarios para que pueda ser erigida en Darwin.

Su maqueta, en el marco del Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas se luce ahora en la Legislatura de Mendoza.

Para que Lucila Pedernera (25), Gastón Bucasta (26) y Sofía Salamunovic (25) culminaran su carrera de Arquitectura en la Universidad de Mendoza con una propuesta novedosa, tuvieron que transitar un trayecto lleno de inquietudes y emociones. En un principio, relataron, los motivó lo aprendido en la materia psicología, y por cómo se puede poner en diálogo los recuerdos, con los hechos y el espacio construido.

"Automáticamente se nos vino a la cabeza el tema de la Guerra de Malvinas. Y nos dijimos: '¿por qué no?'. Cuando empezamos a indagar vimos que se necesitaba sobre todo hacer memoria por las personas que estuvieron, por lo humano, por los protagonistas", contó Pedernera.

"Tomamos el hecho, pero después empezaron a llover conceptos. Como qué era la memoria, el olvido, el recuerdo. Así fue que ahondamos en historia, sociología, psicología", detalló Bucasta, relatando que entrevistaron a ex combatientes.

"Empezamos una lectura entrelíneas para decodificar valores en vivencias, empezar a entender el significado de la soledad, de la noche, del día, de una carta, del frío, de una comida caliente", agregó Gastón.

Otro requisito de la instancia universitaria en la que se encontraban era que la obra fuera factible. Lo que consiguieron tras lograr establecer contacto mediante cartas con funcionarios ingleses, que dieron el visto bueno al proyecto. "Nos respondieron que era bueno que se hicieran proyectos por la paz y no por la guerra. Porque esto va más allá del resultado político, sino que está pensado para darles dignidad a los que allá estuvieron, de la nacionalidad que fueran", aseguró Salamunovic acerca de la respuesta, que también les permitió dar con el terreno adonde se podría montar el Memorial.

Finalmente, eligieron la costa oeste de la Isla Soledad, en Darwin, que está cerca al monte Los Hermanos, adonde hubo combates cuerpo a cuerpo. "Nosotros decimos que es un museo vivo, porque todavía hay hasta restos de las batallas", agregaron estos jóvenes arquitectos que, además de haber compartido la creación del proyecto, hoy comparten un estudio propio y colaboran con otros profesionales.

Entender el clima, qué materiales existen en la zona, basar el diseño en los arquetipos malvinenses, fueron algunas de las labores que afrontaron para plantear el diseño y la estructura que sería toda sustentable.

Repercusión
Desde que lo presentaron para poder aprobar la tesis, en diciembre de 2016 y ante la presencia también de veteranos de Malvinas, esta propuesta fue cobrando trascendencia. Los jóvenes contaron con el apoyo del Foro Diplomático y de Carlos Abihaggle, en particular, para que el proyecto llegara a Cancillería nacional. Fueron invitados, además, a la presentación que hizo en Mendoza el artista Juan Carlos Pallarols del proyecto "Dos rosas por la paz".

En estos encuentros tuvieron contacto con autoridades nacionales y mendocinas, como con la vicegobernadora Laura Montero, quien los invitó a la Legislatura para que mostraran su idea en el acto alusivo al 2 de abril. Allí, diplomáticos como los cónsules en Mendoza de Suiza, Israel y Rumania, que son Federico Khar, Gerardo Belinsky y Octavio Chirca, respectivamente, celebraron el proyecto que busca seguir sumando avales para que, en algún momento, pueda alcanzar algún financiamiento.

Experiencia íntima y de reflexión es lo que se proponen
En detalle, el memorial estaría planteado para que los visitantes lleguen en vehículos, que se dejan en un estacionamiento subterráneo. "Empiezan una peregrinación, por un camino bien estrecho, para preparar al cuerpo y porque está pensando para que no entren muchos al mismo tiempo. Desde el ingreso caminan entre dos altos muros que hacen que la escala humana se reduzca y que invita a la reflexión", comentaron.

Desde allí, llegarían a un núcleo que está pensado como un bloque turístico de resguardo, con algunos servicios, considerando que la distancia a la ciudad más próxima es de varios kilómetros.

Después, accederían al memorial, en sí, que es otro bloque que imita el arquetipo del primero, pero "deconstruido". Este constaría de un camino bilateral con dos rampas, de hormigón cubierto con chapa que deja entrar al viento, permitiendo que siempre se esté en contacto con el clima.

Hacia un lado se contemplaría el mar, en el cual se montarían luces sobre las aguas y, del otro, estarían las placas con los nombres grabados en relieve, en orden alfabético sin distinción de rango ni nacionalidad, de los caídos en Malvinas. También consta de un lugar de culto, donde hay fuego sobre un basamento del que salen 4 espejos.
Fuente:

Más Leídas