Mendoza - Martín Fierro Martín Fierro
jueves 28 de junio de 2018

Hora libre: un clásico de Nihuil

Nos centramos en 1991. radio Nihuil está al aire y comienza el programa Hora libre, conducido por Javier Dellamaggiore. El joven locutor nacido en Arroyo Cabral, a 17 kilómetros de Villa María, se hace cargo de la tarde de Nihuil. Con 37 años el cordobés comienza este programa que repasa toda la actualidad de Mendoza y del país presidido por Carlos Saúl Menem.

Ahora nos venimos a la actualidad, pensamos en el lunes 2 de julio de 2018. Las fechas no coinciden, pero sí los actores principales. Radio Nihuil y Javier Dellamaggiore vuelven a ser protagonistas cuando, desde las 14, regrese al aire de la AM 680, Hora libre. Tras ocho años fuera del aire, luego su despedida en el 2010, este programa, un clásico del éter de Mendoza, volverá a la programación de Nihuil.

Bajo la conducción de Javier Dellamaggiore, acompañado por dos pilares de aquellos años de Hora libre como Daniel Fiochetta y Carlos Romairone, y con la incorporación de Patricia Pato Alanis, vuelve este clásico mendocino. De 14 a 18 por AM 680 y FM 98.9, Hora libre vuelve a copar las tardes de Mendoza.

Este programa, que obtuvo el premio Martín Fierro del interior en el año 2006, ceremonia que celebró en Trelew, Chubut, estuvo al aire durante 19 años.

Javier Dellamaggiore habló con Diario UNO y recordó algunos momentos de estas casi dos décadas en el aire que pasaron con Hora libre, de esta revuelta del clásico como también de su paso por FM Ayer.

–Volvés a las tarde de Nihuil, tu primera casa...
–A Mendoza llegué en octubre del '84 y desde el '85 con Disquería de Elior que estuve en las tardes de radio Nihuil hasta el 2010 que me fui. Empezamos con ese programa, después hicimos Tarde fantástica con Gloria Bratschi y después seguí con Hora libre.

–Y ahora la vuelta...
–La verdad es algo muy lindo. Voy a estar con Daniel Fiochetta, Carlos Romairone y Pato Alanis. Es un equipo interesante, con el que intentaremos darle un giro periodístico a las tardes de la radio.

–¿Será un formato similar al histórico de Hora libre?
–Será un formato parecido, pero sumando las nuevas tecnologías para darle modernidad. Tengo ganas de hacer un programa con una mesa de discusión y con un equipo que me acompañe para hacer algo compacto entre todos.

–La realidad lleva a sumar las redes sociales...
–Exactamente, de esa forma queremos que participe el público. Pero quiero un público presente, que esté y que sea un integrante más del equipo. Le vamos a dar un giro a la radio, queremos ponerla patas para arriba.

–¿Es una presión volver con un programa que ya fue un éxito?
–Es una presión grande por el mismo peso de la marca del programa y por el pasado que tuvimos, lo que nos lleva a una mayor exigencia que estoy dispuesta a asumir.

–¿Seduce el bichito de volver a la AM?
–El vértigo de la AM me gustó siempre, me considero un tipo de la AM. Traje esa impronta a la FM, pero no es lo mismo. Me costó mucho a la hora de irme de Nihuil, pero también me gustó hacer FM Ayer. Estoy muy agradecido a las autoridades de Grupo América, que me dan la posibilidad de volver a lo que uno ama. Igualmente la diferencia en las frecuencias antes era más notoria. La FM era más cuadradita, más cuidada y ahora no tanto, pero sigue habiendo mayor prolijidad en las de frecuencia modulada que en las AM, que son más espontáneas.

–Volvés a Nihuil pero dejás Ayer...
–Es difícil porque te dan ganas de estar en los dos lugares. En FM Ayer hicimos grandes cosas, medimos muy bien y tuvimos mucha interacción con la gente. El producto anduvo muy bien e hicimos cinco o seis años muy buenos. Fue una experiencia fantástica.

–¿Dudaste en decirle que sí a la vuelta de Hora libre?
–La nostalgia tiró y pienso ¡qué lindo volver! He recibido muchos mensajes y llamados de gente que me felicita y se alegra de que vuelva, y la verdad me he sentido nuevamente un chico de 25, como cuando empecé (risas). Si bien ahora estoy más grande, eso también lleva a una mayor experiencia y ahora, en Hora libre, me la quiero jugar más.

–¿Cómo lo recibió tu círculo cercano?
–Fue una linda sonrisa en mi casa. Ellos sabían lo que me costó estar fuera de la AM tanto tiempo y ahora poder volver y pensar en mi retiro en AM es algo que me da mucho entusiasmo. Me quedan cinco años, siempre dije que me retiraba a los 65 y, si bien sigo con el entusiasmo de un chico de 30, igualmente ya estoy más grande (risas).

–¿Cómo te imaginás estos programas?
–En Argentina tenemos temas recalientes para debatir entre todos. Vamos tener deportes, economía, política pero también mucho color, como acostumbró Hora libre. Quiero tener de todo, desde sacar a grandes tipos al aire como la nota que se hizo con Cesar Luis Menotti en Clima de radio el lunes pasado pero también quiero la espontaneidad de personas desconocidas.

–¿Qué momentos atesoras de Hora libre?
–(Piensa) Hay tantos la verdad. Recuerdo una nota que hicimos con Juan Manuel Fangio. La hicimos en vivo con Carlos Daniel (Fiochetta) pero increíblemente no la grabamos. A los 15 días Fangio murió, fue tremendo. También tuve el privilegio de hacerle la última nota a Gustavo Cerati en Argentina antes que pase lo que pasó. Esta la hice en FM Ayer pero fue increíble. Él se retiró del país, previo a la gira por Venezuela, con un show acá y nosotros lo sacamos al aire.

–¿Qué sentís al pensar la magnitud de eso?
–Es muy fuerte. Esa nota estuvo al aire hace un tiempo en un aniversario de su muerte. Anunciar que había muerto Cerati, más allá de su mal estado de salud, fue uno de los momentos más fuertes que me tocó pasar al aire.

–Con tantos años al aire debés haber pasado por todo...
–La verdad que sí. También me acuerdo una nota que le hice a Spinetta en la que mandó a cagar (risas). Después pude hacerle a Serrat, a Charly (García). Un momento tenso fue una nota que hicimos con el guerrillero argentino Mario Firmenich. Por suerte él estaba en España (risas). Me acuerdo de que la charla se puso tensa y picante. En un momento le faltó el respeto a Mónica (Borré) y yo lo saqué del aire directamente.

–¿Cómo se manejan esos momentos al aire?
–Con el tiempo te acomodás a las realidad y las malas noticias o despelotes te sirven porque te generan muchísimo material. Entonces se genera esa cosa medio extraña que las cosas malas a vos te sirven.
Otro momento muy importante y que me acuerdo fue cuando hicimos los "Robadores de Cuyo". Estaba Rodrigo Galdeano y Carlos Romairone y también habíamos invitado a los Trovadores de Cuyo. Fue un momento tremendamente divertido. Ese ambiente que se generó va a ser imposible de repetir, me quedó en la memoria para siempre.

–En todos tus años al aire de Hora libre pasaron muchos gobiernos...
–Es muy picante lo político en la AM porque tenés que estar atento a que no te operen políticamente pero también a jugar con el costado profesional y estar más atentos. La mayoría de los operativos de las elecciones siempre los hice yo. Un momento político jodido fue la caída de De la Rúa. Me acuerdo porque nos afectó a todos y nos pegó un sopapo. Esos últimos días no sabíamos qué iba a pasar con los cacerolazos y todo eso. Fueron jornadas muy angustiantes.
Fuente:

Más Leídas