Mendoza Solidaridad
sábado 23 de diciembre de 2017

Gesto solidario de empleados del Grupo América Cuyo en las fiestas

Trabajadores de Arlink, Supercanal y de los medios de comunicación entregaron más de 120 cajas navideñas que ellos decoraron.

Por Claudia Veloce

En un renovado compromiso con nuestra sociedad, quienes forman parte de Grupo América Cuyo se acercaron en estas fiestas a la Casita del Limón, el SEOS de la Asociación Kairós de Maipú, para compartir el espíritu de la Nochebuena y la Navidad.

Representantes de los medios de comunicación, de Supercanal y Arlink SA llegaron hasta el barrio Maugeri de ese departamento, para llevar las más de 120 cajas navideñas que solidariamente reunieron entre todos los trabajadores del Grupo.

La actividad surgió del área de Recursos Humanos, quienes a través de la Fundación Grupo América canalizaron el amor de todos los colaboradores de la empresa para poder llegar a más de 100 familias y que puedan pasar unas lindas fiestas de fin de año.

Con el fin de compartir en estas fechas especiales con aquellos que menos tienen, cada sector armó cajas de Navidad, las que fueron intervenidas y decoradas por sus familias.

En palabras de Belén Agüero, quien se desempeña en Recursos Humanos de Medios, dijo: “La respuesta de los empleados a esta propuesta fue impresionante, todos se comprometieron inmediatamente con la iniciativa y participaron. Queríamos lograr un lindo momento en Navidad y desearles felices fiestas a estas familias. Y lo logramos”.

Juan Pablo Oropel, gerente de Capital Humano de Supercanal y Arlink SA, expresó: “Para nosotros como grupo humano de trabajo es muy bueno poder llevar adelante este tipo de acciones. Los colaboradores se suman de manera espontánea y eso muestra la calidez de quienes nos acompañan a diario. Por otro lado, saber que en un simple gesto podemos llevar un poco de nuestro amor y felicidad a esos niños nos enriquece como personas”.

Daniela Rodríguez, de Recursos Humanos de Supercanal y Arlink SA, comentó: “Para mí fue una experiencia muy linda porque cuando armamos las cajas nunca me imaginé lo que se vive del otro lado y haber visto las caritas de esos niños cuando las recibían fue muy gratificante. Además compartir con mis compañeros un objetivo solidario fue hermoso, es una experiencia para volver a repetir, en este lugar u en otro. Porque es súper importante vivir este tipo de experiencias, conocer otra realidad. Yo les diría que no se priven de ayudar a alguien porque con una mano se da y con la otra se recibe”.

Belén Valencia, también de Recursos Humanos de Supercanal, señaló: “Es una experiencia súper linda porque uno por estar ocupado con las cosas personales no realiza este tipo de actividades. Y está muy bueno poder acercarse y ayudar a las personas para que puedan contar con algo en la mesa de Navidad. A mí este tipo de acciones me gratifican al corazón y me dan la pauta de que siempre se puede ayudar”.

Fuente:

Más Leídas