Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 27 de octubre de 2017

Fumigación de viñedos enfrenta al Gobierno con ambientalistas

Las acciones de la polilla de la vid llegó a la Justicia. Oikos presentó un recurso de amparo. Argumenta que uno de los productos utilizados es nocivo para la salud.

El combate de la Lobesia botrana o "polilla de la vid" divide las aguas y genera polémica, a tal punto que la red ambientalista Oikos presentó un recurso de amparo en la Justicia de Mendoza por considerar que el producto Coragen, que se utiliza en la pulverización aérea de los viñedos, es un "veneno peligroso para la salud", entre otros aspectos que mencionan en el pedido formal.

Mientras tanto, se reunieron organismos públicos y privados, y acordaron que la aplicación de los productos utilizados y las medidas reúnen las condiciones de seguridad y efectividad necesarias para proseguir con el plan de control sanitario.

"El Gobierno no hizo una evaluación de impacto ambiental, y decidieron realizar una fumigación aérea sobre el cultivo, el suelo, y sobre los cauces de riego y la población rural", explicó Juan Carlos Nievas, uno de los abogados de Oikos, que está al frente de la petición judicial junto con Agustín Sánchez Mendoza e integrantes de la Asamblea del Agua.

También explicaron que no hubo una consulta pública "para saber si la gente estaba de acuerdo con este método de fumigación. Queremos que esta técnica de fumigación se suspenda hasta tanto se realice un estudio ambiental como corresponde".

En el encuentro realizado en el INV se debatieron aspectos técnicos y científicos del operativo de control, teniendo en cuenta las opiniones de algunos profesionales de la Facultad de Ciencias Agrarias y del INTA que no coincidían con las acciones de lucha contra la Lobesia botrana, plaga que provoca grandes daños en la producción vitivinícola.

Alejandro Molero, presidente del Iscamén, dijo que en la reunión analizaron el contenido de cada producto y se decidió continuar con la aplicación aérea. "Hay estudios de desarrollo de hace 10 años en Argentina donde Senasa ya había hecho la validación de estos productos". Y aclaró que el análisis, las variaciones científicas, la compra de los mismos y otros detalles correspondieron a la Nación y el INTA. "Además, si le decimos a cada productor que lo haga por su cuenta, gastaría 800 veces más en productos. De esta manera, por avión se utilizan 6 litros".

También, ante la inquietud de los apicultores, que mostraron preocupación por la cuestionada fumigación, el funcionario dijo que en Lavalle se realizó un ensayo sobre las colmenas, y se "está realizando un seguimiento diario para que no haya problemas". El INTA, la Facultad de Ciencias Agrarias, Senasa y entidades vitivinícolas confirmaron las modalidades del combate contra la plaga que afecta a los productores desde hace 6 años.

San Carlos prohibió la pulverización desde el aire
San Carlos, a través de un proyecto de ordenanza presentado por los concejales Juan Jofré y Juan Torres, aplicó la prohibición de todo tipo de fumigación aérea en el departamento. "Pretendemos desde nuestro espacio político contribuir a un San Carlos sustentable y ambientalmente sano. Creemos que el futuro de nuestros hijos debe estar resguardado y protegido", argumentaron.

También dijeron que si bien comprenden la mirada de algunos productores que se han manifestado a favor de la fumigación aérea, "son muchos los vecinos y también productores quienes nos manifestaron su preocupación frente a esta situación".

El proyecto dice: "Prohíbase las aplicaciones aéreas de agroquímicos mediante aeronaves y o similares, cualquiera sea el producto activo o formulado, así como sus dosis, en todo el departamento y sus localidades, parajes del interior y zonas de poblaciones consolidadas" .

Más denuncias contra el procedimiento
El diputado nacional Guillermo Carmona y la diputada provincial Patricia Galván (PJ) presentaron una denuncia ante la fiscalía de Estado asegurando que se estaba fumigando de manera aérea para combatir la polilla de la vid.

Según la denuncia, se pone en riesgo la salud de la población al fumigar. "Esta práctica no está prevista por la ley y afirmaban que el Gobierno provincial no ha realizado un procedimiento de evaluación de impacto ambiental", dijeron.
Fuente:

Más Leídas