Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 02 de mayo de 2018

Fue premiado por su revolucionario sistema contra la contaminación

Usándolo en los vehículos, reduce el 95% la emanación de gases. Sebastián López Simonassi recibió el galardón al Joven Empresario Mendocino que entrega la FEM,

Sebastián López Simonassi tiene 39 años, dos hijas pequeñas, pasión por la música y el rugby... Y un emprendimiento revolucionario. Es capaz de reducir en 95% las emanaciones de gases de los miles de los millones de vehículos que circulan por las calles del mundo y reducir el consumo de combustible hasta el 21%. Es maipucino y desde su compañía en Luján de Cuyo está avanzando sobre un nuevo sistema que, por ahora, sólo está implementando BMW en algunos de sus nuevos modelos, mientras el mendocino ya está colocando en vehículos de todos los modelos, tiene pedidos de varios países de América y ya está a punto de ingresar a Europa.

La Federación Económica de Mendoza (FEM) y la Cámara de Jóvenes Empresarios y Emprendedores de Mendoza definió en estas horas que López Simonassi, como presidente de su empresa Retrofit Power, es el ganador del premio Joven Empresario Mendocino Edición 2017. "Este reconocimiento es un orgullo, un mimo, y un indicador de que vamos por buen camino", dijo el empresario en conversación con Diario UNO.

Pero el premio, si bien es importante, pasa a un segundo plano cuando Sebastián comienza a contar sobre el emprendimiento. Retrofit Power produce inyectores (marca Jaeco) y un líquido procesado con nanotecnología (llamado Magnaplus) que permiten la disminución de la emisiones contaminantes de los motores hasta 95% y la reducción del consumo el 7% mínimo y hasta el 21%. Ya están en algunos motores de vehículos de calle, pero ya hay pedidos para barcos, usinas y compañías petroleras.

Es nacido en Maipú y ha vivido siempre allí. Tiene 39 años (la FEM considera "jóvenes empresarios" a las personas hasta los 40 y Sebastián dice que "se puede ser eternamente joven, es una cuestión de actitud ante la vida") y tiene dos niñas. La más chica está por cumplir un año y la mayor tiene 3. Es contador, ejerce en su estudio, da clases en un terciario, es gerente de un fideicomiso, presidente de su compañía y, además, es árbitro de rugby y "para distenderme, toco el bajo en una banda que se llama Los Bastardos de Robinson, con la que hacemos rock nacional e internacional". Le gusta Pink Floyd, Los Redondos y El Soldado (Rodolfo Luis González, ex plomo de Los Redonditos de Ricota).

En su casa de Maipú, Sebastián cuenta que todo empezó hace unos dos años y medio, cuando, con un amigo, empezaron a imaginar qué hacer. Se pusieron a investigar y "descubrimos este proyecto, que ya estaba bastante avanzando en Hong Kong, y decidimos traerlo a Mendoza para perfeccionarlo".

Reconoce que "se puede decir que somos bastante pioneros, ya que lo único más o menos parecido recién lo está colocando BMW en algunos de sus modelos".

El producto parece simple y muy efectivo. Consiste en un dispositivo Retrofit (inyector) y un líquido dedicado, denominado Magnaplus. El dispositivo se instala en la admisión del motor, entre el filtro de aire y el turbo, de forma muy simple y sin invadir el sistema original. El inyector deposita en la cámara de combustión del motor una cantidad pre-determinada de Magnaplus en forma de vapor, que favorece el proceso de combustión, disminuyendo sensiblemente el consumo y reduciendo drásticamente la emanación de gases.

"Es para motores diésel y nafteros y se puede colocar en cualquier modelo, incluso en los más antiguos, que es en donde se percibe muy claramente la baja de consumo y la reducción de gases", dice el empresario.

Además, rescata que "es de muy fácil colocación, el líquido es absolutamente inocuo y totalmente autosustentable, ya que implementarlo inmediatamente implica que el ahorro de combustible cubra el costo".

También vale subrayar que Retrofit entrega el equipo en comodato y sólo cobra el líquido. También que "nosotros colocamos el inyector o damos asesoramiento para quienes deban hacerlo. Es de aplicación muy simple".

Ya hay pedidos de Chile, Brasil y Perú, pero el mercado es inacabable y la compañía ya está pisando Londres y, por ende, Europa.

Sebastián-López-Simonassi.-32.jpg

Fuente:

Más Leídas