Mendoza Mendoza
domingo 13 de mayo de 2018

Feroz pelea entre el intransigente Vadillo y el pastor Bonarrico

El referente de Protectora acusó de mentiroso al religioso de Más Fe, quien consideró que lo atacan por celos luego de una invitación que recibió del gobernador Cornejo

Tal y como ocurrió con el cisma que dividió a la Iglesia Católica de la Protestante, sucedió lo mismo puertas adentro de la agrupación de expresiones políticas que se presentaron en las elecciones como Partido Intransigente. Ese frente electoral surgió por iniciativa de José Luis Ramón y Mario Vadillo, de la ONG de defensa del consumidor Protectora, y los intransigentes, que le aportaron el sello partidario.
Sumaron durante su campaña a personas que no venían de la política partidaria, pero les interesaba trabajar en éste ámbito y –por qué no decirlo– les traccionarían votos, como el pastor evangélico Héctor Bonarrico.

Este último tiene su propio partido Más Fe, desde donde impulsa ideas políticas con un marcado sesgo religioso. Pero una vez llegados a ocupar las 6 bancas que ganaron en Legislatura, la paz no estuvo con ellos.

A menos de dos semanas de jurar, el diputado provincial Mario Vadillo salió a acusar a Bonarrico de haber acordado con el radicalismo. "Es el pastor mentiroso, ha traicionado a los votantes que le dieron su confianza para que fuera opositor, y ahora es oficialista. Si hasta tiene su oficina en el mismo piso de Cambia Mendoza", señaló.

Si bien Bonarrico desmintió tal acuerdo, lo cierto es que su despacho se encuentra ubicado junto al de la Presidencia Provisional del Senado, que ocupa Juan Carlos Jaliff.

Para Vadillo "esto es lo que hace Cornejo: meterse en las internas para ganar gente. Así es como Bonarrico obtuvo muchísimos cargos. Pero nosotros somos oposición. Para eso nos votó la gente".

Por su parte, Bonarrico dijo: "Yo nunca me he ido. El Partido Intransigente está compuesto por tres fuerzas y Más Fe sigue en ese frente".

Los niños versus el pastor
"No sé qué les ha pasado a estos niños (por Ramón y Vadillo) que han salido con ataques a mi persona, han salido a difamarme", soltó Bonarrico y agregó: "Para mí han sido celos porque el gobernador Alfredo Cornejo me invitó a mí y salimos en una foto con Marcos Peña. Cornejo me presentó como el primer pastor evangélico que ha salido senador, es algo histórico", sostuvo.

Además, a Bonarrico no se le pasó el detalle de mencionar que es el presidente primero de la Cámara Alta, por lo que está cuarto en la línea de sucesión del poder en la provincia. "Yo voy adonde me invitan, a hacer bendiciones, también he ido al PD cuando me han convocado", aseguró.

También dijo que lo han acusado injustamente. "Ellos dijeron que me vendí al oficialismo, que el Gobierno ha puesto publicidad en mi multimedio –se trata de un grupo de radios católicas y un canal de televisión– pero eso no es verdad, aunque sí espero tenerla a esa publicidad, sería justo".

Bonarrico aseguró que no tiene problemas de convivencia con nadie. "Yo no tengo enemigos. Estoy incorporando una manera de hacer política basada en el amor al prójimo, en no hacer a los demás lo que no nos gusta que nos hagan a nosotros", manifestó en clara alusión a una cita evangélica.

Por último sostuvo que él tiene una excelente relación con los otros dos senadores de la bancada: Daniel Galdeano (Partido Intransigente) y Marcelo Romano (Protectora) y que va a seguir trabajando con ellos.

Pero para el diputado Mario Vadillo, "tanta ingenuidad no es sino producto de la mentira".

Sin embargo, consultado acerca de que si estas diferencias salieron en algún momento durante la campaña, Vadillo explicó. "Nosotros teníamos buena relación con él, nos parecía una persona de bien, un religioso. Esto es como lo del Próvolo, qué te vas a imaginar que los curas iban a hacer lo que hicieron. Los que estamos en Protectora tenemos otras condiciones morales. Si la gente nos votó como oposición, seremos oposición", aseveró.

La piedra del escándalo
Según parece, la grieta en el PI tiene nombre y apellido: José Luis Ramón. Según Bonarrico, los problemas comenzaron una semana antes de que Vadillo saliera a hacer declaraciones en su contra. "A mí me pidieron lealtad absoluta hacia Ramón, que él fuera el líder que nos representara y que ninguno hiciera nada sin consultarle a él. Y yo le dije a Vadillo que el liderazgo lo ponen los votos de la gente, el que se autoproclama líder es un dictador. Como no acepté su propuesta, me difamaron", aseguró.

Bonarrico dijo también que lo acusan a él de haber arreglado con los radicales "y Ramón está en el bloque de Cambiemos, con Martín Lousteau en Buenos Aires". Vadillo montó en cólera: "Es un ignorante, un hombre que no viene de la política. El interbloque es necesario para ocupar lugares en las comisiones, por ejemplo. Es una cuestión de organización en el Congreso".
Fuente:

Más Leídas