Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 08 de diciembre de 2017

Estafaron a una mujer que entregó $3.200.000 por dos departamentos

La víctima le dio esa suma de dinero a un supuesto corredor inmobiliario. Cuando se fue a vivir a una de las propiedades, se encontró con otras personas que ya la habían adquirido.

Un nuevo caso de estafas económicas se conoció en Mendoza, esta vez con una mujer que fue víctima de un supuesto corredor inmobiliario que la engañó para que entregara más de $3 millones que irían destinados a la compra de dos departamentos. Hubo allanamientos y secuestro de pruebas que complicarían al acusado.

Isabel Cristina Tarazaga –no trascendió su edad pero es una mujer mayor– denunció que hace un tiempo se contactó con un agente de una inmobiliaria de Godoy Cruz para realizar una transacción. Esta persona fue identificada como José Luis Lopresti y el arreglo era que ella le daría dinero para la compra de un par de departamentos en el Gran Mendoza.

La entrega se hizo efectiva y en total fueron $3.200.000. La víctima vive en San Rafael y por problemas de salud no podía trasladarse para ver las propiedades y concretar las adquisiciones. Además, había sido convencida por el corredor de que todo era transparente.

Inclusive Lopresti le llevó documentación que supuestamente probaba que la compra ya se había hecho. La mujer se quedó tranquila hasta que decidió irse a vivir a uno de esos departamentos.

Fue en ese momento que se dio cuenta de que la habían engañado, ya que en el inmueble estaba viviendo otra gente que le mostró los papeles correspondientes, ante su sorpresa y decepción, por lo que decidió realizar la denuncia.

La presentación judicial recayó en la Fiscalía de Delitos Económicos, a cargo de Susana Muscianisi. La fiscal ordenó allanar la inmobiliaria, de nombre Fenix, ubicada en calle Buenos Aires casi San Martín de Godoy Cruz.

Lopresti ante los clientes se presentaba como el dueño del negocio, aunque durante el procedimiento en el local los investigadores verificaron que no era el propietario y que sólo utilizaba unas oficinas de ese lugar para reunirse con gente que él contactaba.

Luego de la medida, los pesquisas se llevaron documentación relacionada con la investigación, computadoras, pendrives, un CPU, una camioneta Porsche Cayene y un automóvil marca Audi A4.

El acusado quedó a disposición de la Justicia y, según la valoración de las pruebas, será imputado.
Fuente:

Más Leídas