Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 22 de noviembre de 2017

Es oficial que las cuotas del IPV se actualizarán a partir de la inflación

No se aplicará en retroactivo, sólo a futuro a partir de los próximos barrios que se entreguen. El objetivo es conseguir financiamiento propio y que no se dependa de la Nación

El gobernador de Mendoza Alfredo Cornejo oficializó, a través de un decreto, el nuevo sistema de cuotas mensuales para las casas del IPV (Instituto Provincial de la Vivienda). Será ajustable en tasas de UVA (Unidad de Valor Adquisitvo). Es decir que irá de la mano de la inflación, pero no debería superar el 20% de los ingresos familiares.

Al día de hoy, según explicó el titular del IPV, Damián Salamone, "miles de créditos pagan cuotas de entre $30 y $100". Aunque esos valores no se tocarán, porque la medida no es retroactiva sino que se implementará para las futuras viviendas que se entreguen, la idea es que eso no vuelva a ocurrir.

"Nosotros, para el recupero, utilizaremos una sugerencia de la Nación que dice que debe ser una fiel fuente de financiamiento genuino. Por eso resolvimos aplicar para los futuros créditos la actualización de las cuotas por UVA, herramienta que tiene el objetivo de actualizar el costo de la vivienda", explicó.

Esta medida tiene dos premisas primordiales: la primero es conseguir un financiamiento genuino y sustentable que le sirva a la provincia y la segunda, pero no menos importante es que este recupero esté exclusivamente orientado a financiamiento de nuevas viviendas sociales.

De esta manera se buscará lograr el objetivo macro, que es mitigar el gran déficit habitacional que tiene la provincia desde hace mucho tiempo. "Creemos que actualizando, a futuro se podrán acumular fondos para lanzar nuevos barrios, siempre con la preocupación de que cada vez hay más familias sin solución habitacional y el recupero era ínfimo".

Aunque es cierto que la actualización tiene relación con la inflación, Salamone aseguró que se tomó en cuenta la realidad de las familias, motivo por el cual a través del tiempo la cuota no deberá superar un porcentaje del ingreso familiar.

"Conjugamos los ingresos de las familias que adquieren el crédito, no superando el 20% de los ingresos mínimos del salario mínimo, vital y móvil, del grupo familiar", informó Salamone.

Para eso se realizó un cálculo y el resultado fue que, en caso de que se produzca el desfasaje, las familias podrán optar por ampliar el tiempo de devolución de las cuotas.

Ser menos Nación-dependiente
"Al corregir el déficit habitacional de la provincia con un financiamiento genuino, buscamos también dejar de ser Nación-dependiente en cuanto a financiamiento. Podremos afrontar nuevos proyectos sin depender de lo que otorga la Nación a través de su financiamiento propio", dijo el titular del IPV.

De todas maneras, aseguró que no se tratará de una medida que tenga repercusión en el corto plazo, sino que los beneficios se verán en las futuras gestiones.

Por último y para aclarar, recordó que esta medida sólo incluye a las casas del IPV, ya que las del Procrear tienen su propio sistema.
Fuente:

Más Leídas