Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 26 de enero de 2018

Enero rendidor

Años atrás, los tribunales parecían un camposanto. Hoy, al menos en el fuero penal, tienen fuerte actividad

"Eneros eran los de antes", decía un magistrado nostálgico de aquellos comienzos de año en que el Palacio Judicial se asemejaba más a un camposanto que al hervidero en que se ha convertido en los últimos eneros.

Hoy, lejos de aquellos silencios ensordecedores en los pasillos y de despachos cerrados todo el mes, como consecuencia de la polémica feria de verano, el edificio del Barrio Cívico funciona prácticamente como en cualquier época de actividad.

Traslados de detenidos, audiencias por prisiones preventivas, tomas de testimoniales y de indagatorias, y hasta revocatorias de beneficios como prisiones domiciliarias son algunas de las actividades que el fuero penal desarrolla sin pausa. Antes era distinto. Prácticamente todo pasaba para febrero, más allá de que las acordadas de la Suprema Corte de Mendoza establecieran, con firmeza inapelable, cuáles eran las dependencias y las causas habilitadas para funcionar en el receso.

El ahora nuevo ritmo imperante se nota hasta en la cantidad de abogados que van y vienen por el edificio. Antes, un par de oficinas y la sucursal del Banco Nación abiertos. Hoy es posible entrar y salir por dos accesos, el sur y el norte, cuando históricamente en enero solo estaba habilitada la puerta sur, lindera a la guardia policial.

¿A qué se debe este fenómeno extraordinario?

¿Al aumento de la cantidad de expedientes?

¿A que el Poder Judicial tomó conciencia de que no puede estar cerrado 30 días mientras afuera el mundo sigue andando y los delitos y la judicialización no toman vacaciones?

¿A que tras años de reformas, el Ministerio Público Fiscal aprendió a caminar independientemente de lo que ordenen los supremos y/o reclame el poder político de turno hasta calzarse los pantalones largos?

El despegue comenzó a notarse hace un año aproximadamente con la tragedia del colectivo de Tur-Bus, una de las peores tragedias viales ocurridas en Mendoza que dejó 19 muertos. Traumático, pero despegue al fin. Siguió este verano con otros hechos que denotan que el ritmo no ha bajado: el nuevo capítulo por el crimen del médico Prado, con detención incluida; la búsqueda de pruebas por el caso Próvolo, la revocatoria de la prisión domiciliaria para el organizador de fiestas de la firma Golden Fest y la audiencia por la prisión preventiva de un acusado de violación en un boliche, entre otras. Ojalá que no sean golondrinas de un solo verano y hayan llegado para quedarse.
Fuente:

Más Leídas