Mendoza - San Rafael San Rafael
jueves 21 de junio de 2018

En San Rafael hubo más de 30 quemados en los últimos 60 días

El mal uso de las estufas durante los primeros fríos provocó un aumento en la atención de personas quemadas en el hospital Schestakow.

El mal uso de las estufas durante los primeros fríos y los descuidos domésticos son las principales causas que provocaron un aumento en la atención de personas quemadas en el hospital Schestakow de San Rafael.

Es que en los últimos 60 días, según los cirujanos plásticos, se atendieron a más de 30 personas, muchas de ellas con quemaduras profundas como consecuencia del derrame de agua hirviendo o el mal uso de los calefactores.

En la actualidad entre 15 a 20 pacientes se atienden en forma ambulatoria, pero en el transcurso de los últimos dos meses 15 personas tuvieron que ser internadas, de los cuáles 10 fueron pacientes pediátricos, informó el especialista Darío Biancotti.

El médico indicó que "hubo un aumento con respecto a años anteriores" y agregó que "la estadística preocupa porque son muchas personas en relación a la densidad demográfica".

Algunos de los internados, sobre todo los más pequeños, fueron víctima del incendio de sus casas. Entre ellos debemos destacar a dos hermanitos que fueron rescatados durante un siniestro ocurrido el 7 de junio en una precaria vivienda de la calle Cantoni al 1145.

El caso más grave es el de un chico de 10 años que se arrimó a una estufa y se le incendió la campera. El fuego le provocó una profunda y extensa herida en toda la espalda.

En ese sentido, otro de los cirujanos, Franco Rosso, señaló que "el chico está internado con una quemadura importante y habrá que sacarle piel de los muslos para restaurar la zona más afectada".

En este contexto, Biancotti mencionó que "no tuvimos quemados por electrocución, sólo por derrames de agua hirviendo, chicos y adultos que se acercan peligrosamente a las estufas, y por incendios en las viviendas".

El accidente doméstico sigue siendo a criterio de los médicos la principal causa en la estadística. "Un descuido puede ser fatal", explicó Biancotti, y agregó que "son chicos que se acercan a las cocinas y sin darse cuenta voltean alguna olla o cacerola con agua hirviendo".

En este escenario la primera reacción que hay que tener, según ambos especialistas, "es combatir la zona dañada con agua fría, lo mejor sería una ducha inmediata y luego quitar las prendas de vestir".

Además aconsejaron que "no se deben utilizar ni pomadas ni vegetales como el tomate, pepinos o el aloe vera".

Es que este tipo de remedios caseros, que muchos usan como tradición, pueden acelerar infecciones que a la larga deterioran el cuadro clínico de las personas afectadas.

"Cuando hay una quemadura grave se destruye el tejido de la piel y los gérmenes ingresan con mucha facilidad, por eso la utilización de estos remedios caseros perjudican la tarea de recuperación", explicó Biancotti.

"Una vez que se realizaron los primeros auxilios -dijo el profesional- hay que trasladar al paciente al hospital o al centro de complejidad más cercano".

En este escenario en el que aumentó la cantidad de personas con quemaduras, Rosso señaló que "en los últimos años la estadística no se modificó, pero en este 2018 hemos observado un aumento, sobre todo en quemaduras graves que traen como consecuencia secuelas inevitables".
Fuente:

Más Leídas