Mendoza Mendoza
sábado 28 de abril de 2018

En Mendoza no hablan de crisis pero alertan por el impacto en la canasta básica

Economistas de nuestra provincia opinaron sobre los efectos por la escalada del dólar. La mayor preocupación es por la cantidad de reservas que ha perdido el BCRA.

Nuevamente el dólar vuelve a estar en la mira de todos.

Después de una drástica suba, ayer promediaba un valor de $20,80 en nuestra provincia y en algunos bancos llegó a venderse a $21,20.

Esto ocurrió a partir de un cambio de estrategia del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que acumuló una venta récord de reservas, subiendo la tasa de política monetaria mientras deja aún correr a la moneda norteamericana.

Esto no ocurriría de forma ilimitada, sino que se aspiraría a lograr un equilibrio para que no supere un valor de $21,50, atendiendo a la necesidad –y compromiso asumido- de luchar contra la inflación y desacelerar el aumento de precios tras el fuerte impacto de la suba de tarifas.

Más allá de los factores que alentaron el alza, entre los que se encuentran un contexto internacional de mercados más adverso que estimula la salida de fondos de todos los mercados emergentes, sumado a que en Argentina empezó a regir el impuesto a la renta financiera, el alerta se hace sentir entre los argentinos, sobre todo por los fantasmas financieros que llevan a preguntarse si no se está ante la existencia de una crisis.

Los economistas locales, en general, advierten que ante lo que llaman una "tormenta perfecta" para que se fortalezca el dólar, no estaría el país en peligro, pero sí se han encendido las alarmas por la cantidad de reservas del Banco Central que se sigan resignando.

Consultados por Diario UNO también coincidieron en que la levantada continuaría aún un poco más y que el impacto a corto plazo sí tendrá coletazos en el valor de la canasta básica. Para los ahorristas, las recomendaciones son diversas.

Cinco preguntas para tratar de entender

1-¿Es grave esta suba del dólar?

2-¿Puede derivar en una crisis?

3-¿Va a seguir esta escalada del dólar?

4-¿Habrá aumento de la canasta básica en el corto plazo como consecuencia?

5-¿El ahorrista, debe comprar dólares en este contexto?

Alejandro Trapé, Economista

1 No, esta suba no es grave. Porque es producto de un hecho puntual, no de un movimiento general del mercado. Y este hecho puntual es que colocaron el impuesto a las rentas financieras y algunos fondos comunes de inversión se desprendieron de las Lebac que tenían y compraron dólares. Son compradores puntuales.

2 Esto no es motivo de crisis porque en gran medida el mercado está bajo control. Y el Gobierno tiene reservas suficientes como para controlarlo con tranquilidad.

3 Probablemente tendremos un par de días de escalada en el precio del dólar todavía pero no creo que esto perfore el techo de $21 y vaya mucho más allá.

4 En cuanto a impacto, el último aumento del dólar que hubo desde diciembre impactó pero en una medida mucho menor de lo que venía siendo antes. Entonces, creo que a partir de este aumento puntual el impacto va a ser muy bajo.

5 Es difícil dar una recomendación de ese tipo pero recomendaría que el ahorrista se quede en tasas de interés, en productos que den tasa de interés en pesos.

Pablo Salvador, Doctor en Economía

1 No deberíamos preocuparnos porque el motivo es que está "suelto", que hay un tipo de cambio flotante. Es decir, sube y baja todo el día en función de la oferta y la demanda. La de estos días, la escalada, se debe a dos motivos. Por el fortalecimiento de la economía de Estados Unidos que impacta en la inflación de ellos y sube la tasa de interés, lo que ha hecho que muchos inversores de países emergentes se hayan desecho de sus monedas locales para comprar dólares. Y porque el Gobierno empezó a cobrar impuestos a los tenedores de Lebac lo que ya no va a ser tan rentable. El Banco Central tiene casi 60 mil millones de dólares en reservas, por lo cual no debería ser esto un problema.

2 No están los factores hechos para pensar que esto pueda generar una crisis. Porque el Banco Central tiene respaldo y puede fijar el tipo de cambio al nivel que desee realmente, aunque tiene sus consecuencias tanto el dejarlo más arriba o más abajo.

3 Esta es una demanda puntual. Hay que ver hasta dónde el Banco deja que el dólar suba. El problema de un dólar muy alto es que termina trasladándose a los precios y eso termina impactando en la inflación.

4 Impacta no sólo en la canasta básica alimentaria, sino también en la canasta básica total y en la canasta de índices de precios al consumidor que es la que termina reflejando la inflación mes a mes.

5 Todo depende de cuál sea el objetivo de la familia. Si quiere comprarse una casa en el futuro sí quizás le conviene ahorrar en dólares, porque la propiedad se va ajustando en función del dólar. Si tienen tiempo para dejar algo de plata, que saben que no la van a necesitar a uno o a dos años hay opciones interesantes como un fondo común de inversión en poco riesgo o las famosas UVA, por ejemplo.

Raúl Mercau, Rector de la Universidad Champagnat

1 Hasta el momento no se ve una corrida cambiaria como la que llevó a situaciones extremas, como la hiperinflación o la salida de la convertibilidad. No se ve un escenario explosivo. Lo que sí llama la atención es el gran costo de reservas que ha tenido en tan poco tiempo. Es una medida que prende una luz amarilla.

2 Es prematuro decir que esto va a llevar a una crisis. No es un evento normal pero no es crisis como las que estallan generalmente cuando el nivel de reservas es bajo. Evidentemente el tipo de cambio está buscando un nivel más alto que el Gobierno tratará de ajustarlo de una manera suave. En ese sentido no habría crisis. Si el Gobierno persiste en mantener un tipo de cambio en un nivel por debajo del nivel de lo que pide el mercado sí gastaríamos mucha reserva.

3 A las predicciones del tipo de cambio que a fin de año lo ubicaban en $22 hay que corregirlas, a un nivel más alto. Creo que seguirá habiendo una escalada porque el mercado está buscando un tipo de cambio más alto.

4 Sí habrá impacto. Hay bienes directamente vinculados al dólar como los exportables, que podrían ser algunos alimentos como la soja, el trigo o el arroz que hace que en pesos el valor de la materia prima suba. Los bienes importados, que hay en variedad, como automóviles, electrónica, insumos de la industria van a tener un efecto costo o como consumo como los bienes no transables, que por efecto de expectativa tienden a reaccionar.

5 Lo ideal hubiera sido comprar dólares pero aún en este escenario las tasas de interés hasta fin de año van a seguir siendo altas. Por lo tanto la alternativa peso frente al dólar todavía es atractiva. Pero hay riesgos. Lo que debería hacer un inversor es poner una parte en pesos, otra en dólares y algunas inversiones podrían ser en algún bono dolarizado. Frente a la incertidumbre lo más recomendable es diversificar el riesgo.

Ernesto Mattos, Economista y docente universitario

1 Es grave porque uno tiene que tener en cuenta el déficit comercial que va acumulando el país en el trimestre, que es de unos 2.500 millones de dólares y porque el déficit fiscal está casi cercano al 6% del PBI. Además tenemos una salida de la formación de activos internos de casi 6.500 millones de dólares y a eso se suma que desde enero hasta abril el Banco Central ya usó 3.500 millones de dólares de las reservas. La presión interna está llevando a que, al no haber tanta confianza en las variables, están todos mudándose al dólar.

2 Ya es una crisis. Es una devaluación si consideramos $20,50 y un $21, 11, lo que es casi un peso. Uno podría decir que ante el cierre de hoy y la apertura del miércoles estaríamos en una devaluación. La de Kicillof de enero de 2014 fue de un peso y ésta es casi de un peso.

3 El Banco Central tiene capacidad para contener esta corrida. Hay que ver si eso no le saca muchas reservas.

4 Generalmente toda devaluación impacta en la matriz de productos de producción interna argentina, que tiene fuertes componentes importantes, no sólo en bienes de capitales sino en bienes intermedios.

5 El ahorrista sí va al plazo fijo, considerando una inflación que va a ser del 25% y no le conviene. Han aumentado las Lebac, no hay muchas opciones. La realidad es que este Gobierno no ha logrado instrumentar opciones de inversión que puedan generar en la gente que no vaya a comprar dólares. El peso hoy está perdiendo valor y se está fortaleciendo la divisa norteamericana, como lo hace históricamente ante una devaluación.








Fuente:

Más Leídas