Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 26 de noviembre de 2017

En Mendoza la paridad de género aún está en veremos

Ya fue aprobada a nivel nacional la obligatoriedad de que el 50% de las listas de candidatos sea integrado por mujeres.

La paridad política, superadora de la Ley de Cupo Femenino, es una nueva corriente que propone que el 50% de los lugares en las listas electorales sean ocupados por mujeres, con los principios de alternancia y secuencialidad. La Cámara de Diputados de la Nación la convirtió en ley nacional esta semana, en una sesión que terminó de madrugada.

En Mendoza hay dos iniciativas similares, que duermen el profundo sueño legislativo desde hace más de un año. Una es de la diputada María José Sanz y la otra es de la senadora Daniela García, ambas radicales.

Consultadas sobre si en Mendoza avanzarán estos proyectos, aseguraron que sí, aunque las dos reconocieron que, tanto en la Cámara Alta como en la Baja les ha costado conseguir consenso, ya que hasta mujeres legisladoras no están de acuerdo con la idea.

Sin embargo, Sanz aseguró que desde que supo que se había sancionado la ley, comenzó a insistir con las autoridades, los presidentes de las comisiones y afirmó que el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff, le respondió que "hay intenciones de tratarlo", ella espera que antes del receso de verano. "Este es el momento ideal para que tengamos una legislación provincial al respecto", manifestó Sanz.

Consensos difíciles

Respecto de los motivos por los cuales el proyecto no se ha movido de la Comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales hace más de un año, Sanz respondió: "Cuando entramos en la discusión, nos damos cuenta de que lograr acuerdos es difícil y la verdad es que no vale la pena insistir con llevar un proyecto al recinto sin el consenso".

Dijo, además, sobre la política partidaria: "Esta es una tarea muy machista, dirigida principalmente por hombres. Las decisiones se terminan tomando después del asado, y yo que tengo hijos pequeños, por ejemplo, vuelvo a mi casa antes de que eso suceda".

También contó que ella es de San Rafael y que para asistir a las sesiones tiene que ausentarse 3 días de su casa. "Cuando vuelvo tengo que hacer todo lo que no hago en la semana, desde mirar cuadernos hasta hacer las compras. Hay desigualdades y hay que romper el techo de cristal que las mujeres tenemos en todas las profesiones", sostuvo.

Sobre quiénes son los que se oponen, la legisladora explicó: "Muchos varones, pero también muchísimas mujeres legisladoras, que argumentan que se tiene que llegar por capacidad. Sin duda que se tiene que llegar por capacidad, pero los varones también tienen que llegar por la misma razón. Hay que discutir al respecto", argumentó Sanz.

También dijo que el compromiso político era el de tratarlo luego de las elecciones, para que no confundiera el motivo por el cual se quiere sancionar esta iniciativa. "Hemos hablado con los funcionarios del Gobierno y están de acuerdo. También nos gustaría que hubiera más mujeres en el gabinete del Ejecutivo", agregó Sanz.

En el mismo sentido habló la senadora García. Ella también pasó por dificultades a la hora de obtener los acuerdos necesarios para hacer avanzar su proyecto. Contó que se acercó a María José Sanz para que ambos proyectos fueran coincidentes y se acumularan para que la paridad se convierta en ley. "La idea es que sean coincidentes, porque los dos llevan el espíritu de lo que queremos conseguir. Sólo habría que hacerles algunos ajustes", explicó García.

Los aspectos técnicos de la nueva regulación

La nueva reglamentación que regula la paridad de género en Nación, y que coincidiría con la provincial si ésta se aprobara, exige que las listas para todos los cargos electivos sean integradas en 50% por varones y en 50% por mujeres.

Además, entre las nuevas exigencias se encuentra la de respetar los principios de alternancia y secuencialidad.

Para que esto ocurra, las nóminas deben componerse por binomios. Es decir, en ningún caso podrían ubicarse dos varones o dos mujeres consecutivamente. Este principio deberá respetarse incluso en caso de renuncia, fallecimiento o incapacidad de quien haya ganado la banca y deba ser remplazado.

La regulación será para la Legislatura y los concejos deliberantes y también se invitará a los partidos políticos y a los sindicatos a sumarse.

En cuanto a la posibilidad de que Mendoza adhiera a la ley nacional, la diputada radical y autora de uno de los dos proyectos legislativos vigentes, María José Sanz, explicó que no se puede hacer de esta manera porque cada provincia tiene que elaborar su propia legislación.

Actualmente las provincias que tienen legislación al respecto son Río Negro, Córdoba, Santiago del Estero y Buenos Aires.
Fuente:

Más Leídas