Mendoza Mendoza
sábado 09 de junio de 2018

En las plazas cerradas de Capital se redujo 70% el gasto en reparaciones

El vandalismo en los espacios verdes le cuesta $4 millones por año al Municipio, el doble de lo que invierte en el mantenimiento. En total hay cuatro predios con rejas.

Mantener en buen estado los espacios verdes de la ciudad de Mendoza, es decir todas las plazas, plazoletas y parques, le cuesta al Municipio unos $2 millones al año. Esa cifra, que no parece demasiado elevada, se duplica y alcanza los $4 millones cuando se refiere a recuperar esos mismos sitios del vandalismo. Aunque no es la idea de la Comuna cerrarlos, aquellos que tienen rejas y acceso restringido requieren del 70% menos de dinero para repararlas.

Capital tiene 83 espacios verdes, de los cuales cuatro ya han sido cerrados y otro que está en proceso de remodelación también tendrá rejas en su perímetro.

En un solo caso fue la Municipalidad la que decidió el cierre sin consultar la opinión de los vecinos, ya que lo consideraban de extrema necesidad, y es la plaza Sarmiento.

En los otros cuatro –dos sectores del parque O'Higgins, la plaza Uruguay y la Mathus Hoyos– contaron con el pedido expreso de los vecinos para fueran cerrados.

"No hay una política de cierre de las plazas, sino un concepto de gobernanza que consiste en interactuar desde el Municipio con los vecinos, para trabajar en conjunto, y donde las decisiones también se toman entre ambas partes", explicó el secretario de Seguridad Ciudadana, Raúl Levrino.

Dos casos muy emblemáticos de ese sistema son las plazas Mathus Hoyos e Yrigoyen, una recientemente inaugurada y la otra todavía en obras. Para la primera, los vecinos solicitaron el cierre inmediato, mientras que en la segunda prefirieron adoptar otras medidas de seguridad para evitar las rejas.

"En la plaza Yrigoyen fuimos con la idea de cerrar por algunos reclamos de vecinos, pero nos dijeron que no, porque la tomaban como un pulmón importante en caso de sismos, entonces prefirieron una acción diferente. Nos pidieron mayor presencia operativa", contó el funcionario con relación a la medida que adoptaron.

Luz, cámara, acción

El pedido de los vecinos para no cerrar las plazas tiene tres ejes que se repiten constantemente. Uno es mejorar la iluminación, otro colocar cámaras de seguridad, y el tercero, incrementar las rondas de preventores durante más horas del día.

En ese sentido, desde la Comuna indicaron que ya se están cambiando las luminarias por nuevas de LED, lo cual brinda una mejor cobertura lumínica. Además, está a punto de lanzarse una licitación por 50 cámaras de seguridad, de las cuales una buena cantidad estará destinada a los espacios verdes.

"Nos piden preventores en determinados horarios, durante la noche, o durante las 24 horas. Las plazas céntricas emblemáticas (Italia, Chile, San Martín, España, Independencia) estarán siempre abiertas pero con preventores. En las barriales también incrementaremos las rondas con ayuda de la policía", cerró Levrino.
Fuente:

Más Leídas