Mendoza - Las Heras Las Heras
lunes 27 de noviembre de 2017

En Las Heras encontraron un proyectil de mortero de 1981

Lo hallaron efectivos que patrullaban la zona mientras acudían a una denuncia por la que habían sido solicitados. Personal de la brigada antiexplosivos trabajó en el lugar.

Un hecho totalmente fuera de lo común ocurrió durante la tarde del domingo en Las Heras, cuando personal policial dio, casi por casualidad, con un proyectil de mortero sin explotar. Por seguridad debieron cerrar la zona hasta que se llevaran el artefacto del lugar.

El hallazgo lo realizaron efectivos de la Unidad Especial de Patrullaje (UEP) de Las Heras en las primeras horas de la tarde del domingo, cuando circulaban en las inmediaciones de las calles Luján y Pueyrredón, por motivo de otra denuncia a la que debían acudir.

Sin embargo, los agentes de la Policía divisaron un artefacto que les resultó familiar dentro de una montaña de escombros que estaba ubicada a pocos metros de una vivienda del lugar, y se encontraron con la enorme sorpresa.

Se trataba de una bomba tipo mortero, por lo que inmediatamente los agentes realizaron un cerco perimetral de unos 100 metros para que los vecinos no pasaran, mientras esperaban al personal de la brigada antiexplosivos, convocada de inmediato para trabajar en el lugar.

Al tratarse de un artefacto explosivo y que a simple vista no podía corroborarse si estaba activo o no, los miembros de la brigada antiexplosivos de la Policía de Mendoza se hicieron cargo de la extraña situación.

Los especialistas determinaron que era un artefacto tipo mortero del año 1981 aproximadamente, conocido como S12.

Tras realizar el trabajo de rutina constataron que si bien faltaban elementos como el detonador, adentro se encontraba el material activo, por lo que cualquier manipulación extraña podría haber sido peligroso para el que lo agarrara, porque podía explotar.

Por otra parte, determinaron que estaba apto para traslado pero era peligroso para cualquiera que no supiera manejarlo, ya que tal como se ve en la imagen (ver foto principal) estaba muy quemado por el herrumbre, pero intacta por dentro.

Intentarán determinar el origen
Una de las dudas que manejaban los efectivos, tanto de la UEP como de la brigada antiexplosivos, es cómo había llegado ese proyectil de mortero, aparentemente activo, al medio de esos escombros en un barrio lasherino.

Según contaron los vecinos de la zona, allí suelen tirar escombros constantemente, y si bien el artefacto estaba en el medio de una pila, estaba a la vista y al rayo del sol, por lo que no solo podría haberse sobrecalentado hasta explotar, sino que cualquier persona podría haberlo agarrado por simple curiosidad, ya que la forma del mismo es como la de las bombas que se tiran de los aviones, pero más pequeñas.
Fuente:

Más Leídas