Mendoza Mendoza
jueves 04 de enero de 2018

"En el peronismo de Mendoza todavía hay dirigentes que sólo se miran el ombligo"

El intendente de Maipú, el justicialista Alejandro Bermejo, habló sobre reorganizar el partido, su visión de la oposición y sobre cómo cerró el año fiscal el Municipio que él dirige

De un lado de la balanza, asegura que cerrará el año con superávit, proyectando destinar el 30% del Presupuesto 2018 en obras públicas y orgulloso de tener una comuna saneada en lo financiero.

En el extremo contrario, el contrapeso equilibra la euforia: perdió en su municipio las elecciones de medio término y admite que rearmar al peronismo mendocino no se logrará en el corto plazo porque sus dirigentes se siguen "mirando el ombligo".

Alejandro Bermejo, el intendente de Maipú, dialogó con Diario UNO, entre reunión y reunión con dos ministros distintos de Alfredo Cornejo, con quienes asegura haber mejorado el contacto en el último mes.

–Es imposible arrancar una entrevista y no hacer un repaso de cómo cierra el año...
–La verdad, muy tranquilo. En cuanto a gestión contento, porque logramos un superávit importante, tener las cuentas ordenadas, y con el objetivo de destinar $300 millones para el 2018 para obra pública, un 25% de la pauta de gastos. Si le sumamos otros 5% de la segunda empresa de agua y saneamiento más grande después de AYSAM, llegamos al 30%.

–¿Cómo logró ordenar las cuentas?
–Un dato importante es que la Provincia nos manda en tiempo y forma el dinero de la coparticipación. El otro es la contribución de los vecinos con el pago de tasas. Eso da previsibilidad, tanto que estamos diseñando obras para 2019 por $600 millones.

–Se alegra por la coparticipación, pero se queja porque dice que ha sido discriminado en el reparto de fondos provinciales...
–Es cierto. En los últimos dos años Maipú no recibió ningún aporte extraordinario para obras, como sí les pasa a otras municipalidades del Gran Mendoza. Nada es nada. Pero soy optimista y no dejo de pedir. Es más, nuestra obra estrella para 2018 debe hacerse con fondos conjuntos entre Nación, Provincia y Comuna.

–¿Cuál es ese proyecto?
–Es la red de cloacas para Rodeo del Medio, Beltrán y San Roque, por $350 millones, beneficiando a 6.500 familias.

–La obra clave de su Comuna es de las que no se ven...
–Estoy convencido de que hay que escuchar las necesidades de los vecinos, y en esa zona urge. Claro que también tenemos otras ideas: como el paseo Canota, que unirá Luzuriaga con el Parque Metropolitano, con una ciclovía, pasando por Gutiérrez, y con la construcción del paseo Estación Canota, que a escala será otro parque más para Maipú. Esto ya está licitado y con su presupuesto de $20 millones aprobado.

–Se lo nota entusiasmado intendente, sin embargo, usted perdió las elecciones legislativas en su territorio. ¿Cuánto le impactó el hecho?
–Creo que es una coyuntura. Respetable y saludable para la democracia. El electorado nos dijo: para controlarlos, ahora votamos a otros. A la vez, hablaron con el voto y nuestra obligación es interpretarlos.

–A los peronistas, los periodistas de política les preguntamos siempre lo mismo: ¿cómo se van a recuperar?
–Es difícil. Recuerden que post De la Rúa, el radicalismo tardó 16 años en rearmarse. Son procesos largos. Para colmo, acá los dirigentes sólo se miran el ombligo, y tropiezan a cada paso que dan, porque sólo piensan en mantener un cargo o sumar otro. O intentan ser una oposición que no escucha, que dice a todo que no, de manera irracional.

–Están divididos y no saben de qué lado pararse. Insisto: ¿cómo salir de ese círculo?
–Trabajando, sumando a los jóvenes, escuchando lo que está pidiendo la sociedad, apostando a la generosidad de la política versus la inviabilidad de decir no porque no. Es reinventarse, construir, renovar los cuadros.

–¿Sería más rápido si a nivel nacional apareciera un líder?
–Sería más práctico, pero no podemos especular. En Mendoza tenemos que ser capaces de poner en escena al peronismo nuevamente. Yo estoy empeñado en eso.
Fuente:

Más Leídas