Mendoza Mendoza
sábado 24 de marzo de 2018

El Sistema de Empresas B busca hacer pie en Mendoza

El Gobierno y una ONG trabajan en conjunto para impulsar la certificación de prácticas sociales y ambientales positivas.

"Mendoza + B ya está en el aire", aseguró Tomás de Lara, representante de la ONG Sistema B, en la asamblea anual del BID. Se trata de un proyecto ideado entre el Gobierno de Mendoza y esa organización que se dedica a que cientos de empresas certifiquen las buenas prácticas y el beneficio ambiental y social de su producción: Mendoza + B. La iniciativa apunta a que el Gobierno, en conjunto con cámaras de comercio y federaciones de industrias inviten a toda la iniciativa privada a autoevaluarse. A partir de esto, a hacer un plan de desarrollo económico sostenible. Este objetivo es el que tienen las empresas que buscan certificar como Empresas B.

En este sentido, de Lara explicó cuáles son las condiciones para certificar como empresa B y cuáles son las ventajas de hacerlo.

Qué significa

El representante de Sistema B explicó el sentido de la iniciativa. "Viene de un movimiento global de personas que usan la fuerza del negocio para causar impacto positivo. Creemos en la ganancia, pero a partir de buenas prácticas sociales y ambientales", manifestó. En tanto, detalló cuáles son las condiciones para certificar (ver aparte) .

En pos de las buenas prácticas

La empresaria peruana Maite Cigarán es la cara de Libélula, una consultora con certificación B que se dedica a asesorar a otras firmas para que tengan un impacto positivo en el medioambiente. Ella explicó cuáles son los objetivos de ser una firma B. "Nos concentramos en cómo incluir el enfoque de sostenibilidad en los diferentes actores y sectores de la sociedad, empresa, banco, empresa automotriz; cómo incluyen la sostenibilidad para que la empresa tenga un impacto positivo y todo lo que haga contribuya a ser un país un país mejor, con un medioambiente más cuidado. Aportar soluciones para el cambio climático. Ese el rol de Libélula", contó la empresaria que llegó a Mendoza por la cumbre.

La certificación y los 2.700 casos a nivel mundial

Tomás de Lara, oriundo de Río de Janeiro (Brasil), llegó a Mendoza para participar en la asamblea del BID y lograr que cada vez más empresas se autoevalúen para detectar cuáles son las fortalezas y debilidades en cuanto al modelo de sostenibilidad. Una empresa debe pasar por una autoevaluación con 160 preguntas que sirven para comprobar en forma sistémica lo que hace en cuanto a gobernanza, buenas prácticas ambientales y también con los trabajadores y la comunidad local. El cuestionario propone una cifra que va desde los 0 a los 200 puntos, pero con 80 puntos ya se puede certificar. Hay cerca de 2.700 empresas en el mundo certificadas como B. Setenta de esas son argentinas y 10 de origen mendocino.
Fuente:

Más Leídas