Mendoza - Mendoza Mendoza
martes 24 de abril de 2018

El PJ sigue en llamas por el proyecto de la Corte

El kirchnerismo acusa a Félix de dividir el partido. Chispazos en la jura de los nuevos senadores provinciales. La reunión entre Sagasti y Cornejo sigue retumbando puertas adentro del PJ.

Un peronismo que sigue en llamas por los desencuentros acerca del proyecto oficialista de ampliar la Suprema Corte de Justicia es lo que se vio ayer en Legislatura. Es que el diputado Lucas Ilardo, del sector kirchnerista que acordó habilitar la discusión en la Cámara Baja, lanzó una retahíla de críticas a Omar Félix, actual presidente del PJ, acusándolo de trabajar para la división del partido.

El encargado de contraatacar a Ilardo fue el senador Samuel Barcudi, que acaba de renovar la banca por el 4º distrito y responde firmemente al sector del Félix.

"Nos sorprende lo que dice Ilardo, porque la actual conducción les ha dado lugar a todos los sectores, y si son los chicos de La Cámpora los que hablan de no abrir espacios, creo que deberían revisar un poco los hechos, porque creo que hay cosas de las que se han olvidado", sentenció el senador.

Ningún peronista tiene idea sobre cuáles serán los efectos colaterales de esta pelea, lo cierto es que la consecuencia más inmediata puede ser la división de los bloques legislativos, más concretamente de la bancada en Diputados.

Disparos contra Félix
El kirchnerista Ilardo fue el que abrió el fuego, después de una semana intensa en la que no quiso dar ninguna declaración. Ayer sí lo hizo, y le apostó todas las fichas de la culpa del escándalo intrapartidario a Félix.

"Estamos hablando de Omar Félix, el mismo dirigente que cuando Celso Jaque fue elegido gobernador, jugó en contra del PJ y lo hizo con La Concertación, con el radicalismo. El mismo dirigente que acordó con Paco Pérez, que fue titular de YPF y después trabajó fuertemente para la separación de las elecciones, que fue el derrumbe del peronismo. Félix siempre ha trabajado por la división del partido", aseguró el diputado kirchnerista.

También soltó acusaciones sobre cuestiones internas del peronismo de las cuales, aseguró, es responsable el presidente del partido. "Félix debe explicar por qué el peronismo tiene menos afiliaciones que antes, por qué está casi en bancarrota desde que el asumió y por qué no le abre las puertas al resto de los dirigentes que quieren ser parte de un partido que ha estado con las puertas cerradas pero ahora Félix ha encontrado las llaves, porque pensamos que las había perdido".

Acerca de la reunión entre Anabel Fernández Sagasti y Alfredo Cornejo, Ilardo aseguró: "Nosotros creemos que para ganar las elecciones tenemos que ser mejores que Cornejo. Anabel se ha sentado con el gobernador, le ha dicho todo lo que está haciendo mal y le ha presentado ideas para mejorar el funcionamiento de la Justicia. Hay que tener mucho coraje y ser un dirigente muy importante para hacerlo; en lugar de estar desde una cueva tirando piedritas al vidrio diciendo lo que el gobernador no hace bien, hay que sentarse y hacer un peronismo donde los peronistas se sientan adentro".

La respuesta
"Nos sorprende; no tiene razón ni sentido lo que dice Ilardo, él ha participado con la senadora Sagasti en todas las reuniones partidarias. Dentro del PJ las decisiones se toman por mayoría, ellos tienen sus congresales, no entendemos por qué acuden a esos argumentos".

"Fuimos dentro de un frente como Somos Mendoza, logramos acordar, algo que no se hizo en Buenos Aires, y las PASO fueron democráticas", cerró el legislador de Integración Peronista.

Nueva composición
Un Senado muy particular, con legisladores marcadamente religiosos, otros que juraron con el pañuelo verde de la campaña por el aborto legal, un kirchnerista devenido en intransigente y una ex pareja que se reencontró en el juramento. Ésta fue la trastienda de la asunción de los nuevos senadores en la Legislatura provincial.

Andrea Blandini, una legisladora kirchnerista que juró vestida con un guardapolvo escolar, lo hizo por "Cristina y mamá Antula", refiriéndose a la ex presidenta y a una monja argentina, María Antonia de Paz y Figueroa, nacida en 1799, que trabajó con la orden de los Jesuitas.

Otro legislador, Lautaro Jiménez (FIT) juró por los 30.000 desaparecidos y por la clase obrera internacional, con el pañuelo verde de la campaña por el aborto legal. También así lo hizo Natalia Vicencio, una nueva legisladora kirchnerista.

Dos senadores del PI dieron la nota. Uno de ellos, el pastor evangélico Héctor Bonarrico –quien además será el vicepresidente de la Cámara- y otro, Daniel Galdeano, que supo ser kichnerista y llegó con hinchada propia.

El momento tenso de la sesión fue el juramento que la vicegobernadora, Laura Montero, le tomó a su ex pareja, el legislador Marcelo Martín Romano. Mientras intentaban que el reencuentro pasara desapercibido, les llovieron los flashes. Momento incómodo si los hay.

Perlitas
- Referentes. Andrea Blandini, nueva senadora kirchnerista, juró por la beata argentina Mamá Antula y por la ex mandataria Cristina Fernández.
- Consigna. Lautaro Jiménez (FIT) y Natalia Vicencio (PJ kirchnerista) juraron exhibiendo el pañuelo de la campaña por el aborto legal.
- Religioso. El pastor evangélico Héctor Bonarrico (PI) quedó en la línea sucesoria por la gobernación, al haber sido elegido vicepresidente de la Cámara Alta.

Fuente:

Más Leídas