Mendoza Mendoza
domingo 10 de junio de 2018

El nuevo estratega de Cornejo: "Nunca cuestionamos nuestra permanencia en Cambiemos"

Andrés Lombardi, asumió como nuevo coordinador de Gabinete del Gobierno. El flamante funcionario es persona de confianza de Alfredo Cornejo y su meta es potenciar el trabajo en equipo

Un diploma a su espalda, retratos de sus hijos, un termo y su respectivo mate, el celular que suena un par de veces en menos de 20 minutos, un sofá y los diarios del día. La oficina que está ubicada a la derecha de la del gobernador no tiene mucho lujo, pero sí muestra que el nuevo coordinador de Gabinete de Alfredo Cornejo ya está instalado en su puesto.

Se trata de Andrés Lombardi, o el Peti, como lo conocen en el ambiente político. De paso por Franja Morada, desde hace años es una persona de confianza para Cornejo en lo que tiene que ver con la parte política, es decir la negociadora. El 1 de junio fue nombrado en su nuevo cargo, lo que significó un cambio circunstancial, ya que su antecesor, Diego Costarelli, no tenía el mismo perfil político, pero además marca la importancia del puesto para lo que se viene: las elecciones de 2019.

­–Muchos conocidos lo definieron como "un estratega desde la facultad". ¿Tienen razón?
–He sido una persona a la que le gusta mucho trabajar en equipo para que éste crezca. Puede ser que me definan como un estratega porque cuando trabajás en equipo no priorizás tus ambiciones personales. Son razonables en política, porque hay que tenerlas, pero a mí me interesa el trabajo en equipo y no tener un candidato, sino un líder que tenga posibilidades de recambio en un equipo.

–Pero su perfil es mucho más político que el de su antecesor...
–Sí, he trabajado mucho el perfil político, por ahí muy relacionado con el partido. El hecho de haber trabajado con Alfredo (Cornejo) cuando fue presidente del partido ha ido forjando eso y en el 2013 fui secretario general con el Pato Pinto. Por eso fui desarrollando ese perfil. A mí me interesaba más tener un rol de gestión que coincidía con lo que Alfredo estaba pidiendo y por eso fui al Casino como gerente general. Eso fue un ejemplo de trabajo en equipo. Nunca trabajé con ellos antes, ni los conocía, y se armó un equipo.

–Volviendo a lo que será su rol, si bien dice que le gusta más la gestión, parece estudiada su designación teniendo en cuenta las elecciones del año que viene.
–Puede ser una lectura que porque yo tengo un perfil más político que de gestión se haga. Alfredo me ha pedido que me encargue del área de gestión, hacer un seguimiento de los objetivos de gobierno, no es que me haya encomendado tareas políticas. A hacer un remplazo en un lugar tan sensible que tiene articulación con varios dirigentes, yo me puedo adaptar porque conozco a la mayoría y tengo relación.

–¿Cuáles son esos temas que le pidió el gobernador?
–El tema del perilago de Potrerillos, hacer un seguimiento de un tema importante como la energía distribuida y así van apareciendo otros. Debo hacer un seguimiento de todas las propuestas que se hicieron el 1 de mayo.

–¿Con la suba del dólar y la inflación no se complican esas promesas?
–La suba del dólar tiene dos componentes, uno positivo y otro negativo. La suba en los costos está vinculada con el dólar pero va a generar una reactivación de las economías regionales porque vamos a estar más competitivos con el mundo. Cuando Mendoza comience a reactivarse producto de una devaluación va a crecer más y generar más ingresos y poder generar los proyectos. El gobernador quiere metas cumplibles, que tienen que ver con hacer el Estado más eficiente y hay cosas que se pueden hacer sin mayor presupuesto. No veo hoy problemas para que Mendoza pueda desarrollar esos proyectos. Es cierto que ha generado un tema de inestabilidad política económica pero creo que el dólar estaba retrasado.

–¿Coincide con el análisis de que la suba de tarifas ha afectado de manera diferente al Gobierno nacional que al provincial?
–Porque nosotros hicimos una propuesta alternativa. Nadie objeta que hay que pagar tarifas razonables, pero eso hay que hacerlo de una forma más gradual. No se pueden mantener esos niveles de subsidios y Argentina perdió la capacidad de autoabastecimiento energético, lo que implica tener que aportar gas a costos muy superiores y los procesos de inversión llevan su tiempo. Propusimos hacerlo de una forma más gradual y no tan abruptamente. También la de distribuir los períodos de mayor consumo en los de menos consumo. Así como decimos que hay que pagar tarifas razonables, también que aquellos sectores alcanzados por la tarifa social tengan mayor nivel de subsidios.

–¿Esto no es una manera de diferenciarse?
–No, las posiciones nuestras tienen que ver con historias distintas. Macri es presidente y está en un partido que se construyó desde Buenos Aires hacia el interior, con un fuerte liderazgo y un partido acostumbrado a la verticalidad. El gobernador representa a un partido que tiene cien años de historia, consolidado y con mucha incidencia en el interior y otra visión. Nosotros acercamos propuestas con lecturas de la realidad diferentes, con estrategias distintas pero que coinciden en el mismo frente. Nosotros buscamos potenciar más a Cambiemos. En ningún momento hemos cuestionado nuestra permanencia, ni nada por el estilo.

–¿Entonces no vale definirlo como un "monje negro"?
–No, siempre se busca el consenso. Alfredo lo busca, tiene posiciones firmes pero es una persona que escucha y antes de tomar una decisión se asesora y busca información por distintos lados. Creo que es la forma que reclama la sociedad: gobernantes con posiciones firmes y no personas que van de un lado a otro. Porque de repente en un reclamo sindical aflojan y después comprometen las finanzas de la provincia como sucedió con Paco Pérez y Jaque. Este es un lugar con un perfil político pero con mucho de gestión, averiguar, conseguir información y estar encima de los proyectos.

–Por último, ¿cómo les complica el tema de las cuentas provinciales la crisis de la inflación?
–Seguramente nos va a impactar en los acuerdos paritarios que tienen la cláusula gatillo de ajustes por inflación y aumento de precios pero también apostamos a que la economía mendocina va a crecer.
Fuente:

Más Leídas