Mendoza - Mendocinos del año Mendocinos del año
domingo 24 de diciembre de 2017

El mercado del vino apuesta al diseño para mejorar sus ventas

La diseñadora Carolina Saguan Marón y la bromatóloga Mónica Mirábile fueron premiadas por sus trabajos

El esfuerzo, la constancia, el sacrificio, la dedicación y el compromiso llevaron a la diseñadora Carolina Saguan Marón y la bromatóloga Mónica Mirábile al reconocimiento personal, profesional y a la lista de premiaciones internacionales. La especialista en diseño de etiquetas consiguió dos Latampack, y Mirábile junto con su equipo de trabajo de la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNCuyo se hicieron con las estatuillas Gran Prestigio Oro y Prestigio Oro en Olivinus 2017 por la producción de los aceites de oliva De la Facultad Arauco y el Blend de la Facultad.

Saguan Marón no pudo ocultar su felicidad en este año de éxitos. "Fue una gran emoción la premiación como también la nominación de esta convocatoria de los personajes mendocinos que produce Diario UNO. Es un año maravilloso", relató feliz la joven profesional. Al mismo tiempo, destacó que el mercado del vino apuesta fuerte al diseño: "Hay trabajo para todos los diseñadores especializados en vino, los pequeños productores o las grandes bodegas se animan al cambio de imagen, sobre todo en esta era de la globalización donde la etiqueta está cambiando cada tres años, entonces se necesitan más profesionales".

De la misma manera, la directora y responsable técnica de la fábrica experimental de Ciencias Agrarias expresó su alegría por las distinciones y dejó claro que el mérito fue resultado del trabajo de un grupo de profesionales, productores y alumnos que la acompañan día a día. "Fue una competencia muy interesante donde presentamos los aceites que se fabrican en la facultad, un gran desafío para una fábrica experimental de una universidad", detalló la bromatóloga.

La fábrica produce no solo aceite de oliva, también mermeladas, confituras, conservas, entre otros productos. Bajo ese concepto, la especialista intenta posicionar cada producto a la altura de aquellos que se comercializan y principalmente ser un centro de referencia. "Nuestra fábrica no tiene un fin netamente comercial, sí de colaboración con el medio, y estoy convencida de que podemos lograr un centro de referencia para las pymes en cuanto al desarrollo de productos y tecnología", argumentó.
Fuente:

Más Leídas