Mendoza Mendoza
domingo 07 de enero de 2018

El Gobierno insiste en ampliar la Corte pero el PD no afloja

En febrero iniciarán contactos con aliados y la oposición. El Ejecutivo dice que es crucial para los cambios en la Justicia

Lo había dicho el subsecretario Marcelo D'Agostino cuando cerraba el año 2017 y lo ratificó el gobernador Alfredo Cornejo este viernes: el Gobierno volverá a insistir en su proyecto de ley de ampliar la cantidad de jueces de la Suprema Corte provincial de 7 a 9 miembros. Sin embargo, el voto que les faltó de sus socios políticos del PD (Partido Demócrata) en diciembre, en la Cámara de Diputados, para que fuera ley, sigue hoy en falta.

El único legislador ganso, Marcos Niven, no ha modificado su postura. Ayer le dijo a Diario UNO ante las renovadas intenciones del Poder Ejecutivo: "No está el tema para volver a hablarlo. No hubo cambios para decir que modifican su postura. No hay nada nuevo".

Los aliados en Cambia Mendoza, la coalición gobernante, tienen un punto de inflexión en el que no pueden acordar: el Gobierno quiere la ampliación de la Corte y el PD no la acepta, así de simple.

"Quedará trunca la reforma"
Marcelo D'Agostino dijo ayer a Diario UNO que volverán a la carga en febrero: "Vamos a hablar con propios y extraños, porque toda la reforma judicial que encaramos quedará trunca si no incrementamos la cantidad de miembros de la Corte".
El subsecretario de Justicia precisó: "Es fundamental ya que hoy hay una sola sala de tres jueces que recibe las causas penales y laborales, las que en cantidad representan el 70% del total que tramitan en la Corte".
"Hace falta –continuó– crear una sala exclusivamente laboral que tenga su tribunal y otra penal y por eso necesitamos llevar dos miembros más, uno para cada sala. El proyecto promueve además que el presidente de la Corte pueda integrar las otras salas y dar sentencia y así estaríamos cubriendo la demanda con esa nueva estructura".
Alfredo Cornejo y su equipo iniciarán consultas en febrero, tanto con sus aliados demócratas como con los partidos de la oposición. Claro está, si los gansos no acceden, deberán buscar el apoyo del peronismo.
El justicialismo se mostró a fin de año unido y en contra de la iniciativa de Cornejo, pero el diálogo del mandatario con los intendentes justicialistas hoy en día es muy fluido.
Tanto es así que el gobernador obtuvo los votos de los legisladores que responden a los caciques del PJ para el Presupuesto y el endeudamiento.
Ese canal de diálogo podría ser aprovechado en febrero para pedir apoyo al proyecto de ampliación de la Suprema Corte, que no le da mayoría, ni influencia definitiva al Gobierno en el máximo tribunal local, pero sin duda afianza su presencia y contactos internos.
No quiere una Corte más grande A la hora de repasar el polémico tema, el diputado demócrata Marcos Niven relativizó los argumentos que esbozan desde el Centro Cívico.
Niven explicó: "Les propusimos crear una cámara de casación (cuya función sería revisar las sentencias, tarea que hoy hace la Corte) y también remplazar el recurso de casación por uno de ampliación del recurso de apelación, como se utiliza en la ciudad de Rosario".
"Les ofrecimos –remarcó Niven– varias opciones como que los pedidos de re revisión se resolvieran sin llegar a la Corte para que funcione como un tribunal constitucional".
"Incluso –agregó– ofertamos quitarle a la Corte su competencia en las acciones procesales administrativas (APA) que llegan en gran número y derivarlas a las cámaras civiles".
Niven recalcó: "Aceptaron mucho de lo que ofrecimos pero no renunciaron a ampliar la Corte. Eso ellos no lo bajaban y para nosotros era nuestro límite y lo sigue siendo".
El diputado del PD recordó que "hubo una gran discusión dentro del partido, de si con este proyecto no se buscaba aumentar el número de jueces de la Corte para que prevalecieran nuestras ideas. Y nosotros, en el PD, siempre hemos tenido la postura de frenar las intervenciones de los otros poderes en la Corte, para despolitizar la Justicia y que funcione con total independencia".
El subsecretario D'Agostino rechazó esas sospechas que considera infundadas: "Con dos jueces más no habría mayorías automáticas en la Corte y además el proyecto no dice cómo deben distribuirse los ministros en las distintas salas. Eso sigue siendo potestad del tribunal".
Niven recordó a la hora de dar cuenta del rol político del PD: "Hemos acompañado al Gobierno en la totalidad de las reformas judiciales, inclusive la reciente de los juzgados colegiados, o la de los intereses moratorios de los juicios laborales, cuando teníamos un proyecto propio y lo acumulamos al de ellos".
Entonces apuntó: "Sólo en este proyecto de ampliación de la Corte no estuvimos de acuerdo. Proyecto por el que nunca nos consultaron y en el que entendemos que ampliarla no es necesario".
Fuente:

Más Leídas