Mendoza - zoo de Mendoza zoo de Mendoza
jueves 09 de noviembre de 2017

El Ecoparque contará con un hospital veterinario

Está previsto un presupuesto para 2018 de $20 millones, con los que se planea también construir un centro educativo.

A pesar de que sigue cerrado y los avances no están a la vista de todos, la reconversión del ex zoo de Mendoza en Ecoparque no se detiene.

Para 2018, la Secretaría de Ambiente pidió un presupuesto de $20 millones, con los que está previsto, entre otras obras, construir un hospital veterinario y un centro educativo. Aunque el objetivo es realizar la apertura a fines del año que viene, lo más probable es que sea recién a mediados de 2019.

Uno de los primeros pasos para lograr la reconversión y que ya se dio, fue firmar un convenio con el Colegio de Arquitectos de Mendoza para lanzar un concurso a nivel nacional para el rediseño y la mejora en términos paisajísticos y de preservación del patrimonio.

Ese concurso se lanzará antes de fin de año y para abril habrá una idea ganadora, sobre la cual se armará el proyecto ejecutivo final.

Algunas de las obras previstas estarán dentro del concurso, como el centro educativo, y los de rescate y conservación. Por afuera estará la construcción de un hospital veterinario, que incluirá un nuevo laboratorio.

"Será un hospital para la población interna, no será uno público para animales, pero comparado con lo que hay ahora, que es muy poco, es una obra importante. Actualmente hay una pequeña sala de cirugía, muy limitada", explicó Mariana Caram, directora del Ecoparque.

La idea es que el hospital incluya un laboratorio, que hoy existe, pero que será potenciado para que todo el conocimiento del laboratorio a partir de diferentes estudios, después se pueda transferir a través del centro de educación.

Sobre ese centro, Caram informó que será la vía por la cual podrán transferir a la comunidad todo el material y conocimiento generado a partir de la protección y el estudio de las especies nativas, de la flora y de la fauna.

"Será para que los visitantes vean todas las actividades vinculadas al Ecoparque y la protección del ambiente en general. Además, vamos a rescatar la historia del lugar y la vamos a contar en un museo del sitio, porque siempre fue un ícono, desde que nació y por todo lo que fue sucediendo hasta esta nueva visión".

La otra funcionalidad que tendrá será la de hacer conferencias, lograr que vengan a Mendoza científicos y se reúnan para hablar temas de interés para el Ecoparque, que tienen que ver con la conservación de las especies nativas.

Rescate y conservación
Esos serán los otros dos centros que se construirán en el nuevo Ecoparque. El de rescate, que estará destinado a los animales que lleguen porque han sufrido alguna acción en sus hábitats naturales, que puedan haber sido tomados clandestinamente para el tráfico o lastimados por cazadores, por ejemplo.

"El centro de rescate estará activamente abierto para esos animales y todo el trabajo quedará a disposición para que la gente conozca cómo se rescata un animal y la problemática del tráfico ilegal. Esto siempre con un concepto de cuidado. No le vamos a poner 1.000 personas alrededor a un animal que se está rehabilitando", profundizó Caram.

En tanto, el centro de conservación estará destinado a conocer cuáles son las especies que están en peligro en Mendoza y qué se está haciendo en cada caso. Incluso, podrá haber planteles de crías de animales para luego repoblar áreas determinadas.

Tecnología virtual
Caram aseguró que estará incluida la tecnología virtual, la realidad aumentada, como otra herramienta que permita conocer con una experiencia interactiva cómo son los animales en sus hábitats naturales.

"Estamos apuntando a esta tecnología para acercar el público a conocer a las especies y la complejidad del mundo animal, vegetal y la naturaleza en sí, para comprender desde ahí la importancia de cuidar estos espacios naturales".

Más de 2.000 animales
Aunque el principal objetivo del Ecoparque es, en algún momento, no tener más animales dentro del paseo, todavía quedan más de 2.000.

"Siempre planteamos que sería un proyecto de mediano plazo, porque hay animales que no se van a poder trasladar por la edad o porque no hay santuarios. A esos animales se les mejorará la calidad de vida, pero quedarán aquí hasta que se mueran por causas naturales", informó la directora del paseo.

Entre el 52% y 55% de los animales que hay hoy, son de granja o corral y en general esos se pueden ir trasladando, aunque los receptores deberán cumplir una serie de requisitos que se están definiendo. Son más de 1.000 dentro del total.

Para evitar la reproducción descontrolada, durante todo el año se trabajó en la separación entre machos y hembras, y en la esterilización, que también será un requisito para los dueños de las granjas.
Fuente:

Más Leídas