Mendoza Mendoza
domingo 12 de noviembre de 2017

Durante este año han bajado los casos de femicidio de 21 a 4

La comparación es con cifras del 2016, cuando todavía no funcionaba la Unidad Fiscal de Violencia de Género. Se reciben 16 denuncias por día

En 2016 hubo en Mendoza 21 femicidios. A poco más de un mes para que termine el 2017 esa cifra bajó a 4. La complejidad de la problemática no puede reducirse a algunas líneas ni a una sola causa, pero desde el Ministerio Público Fiscal creen que, en algún punto, la creación de la Unidad Fiscal de Violencia de Género influyó en esa merma.

A 9 meses de su puesta en marcha, las cinco fiscalías de violencia de género atienden en promedio 16 denuncias por día, como el caso de la empleada golpeada por el delegado de ANSES de Alvear, al que despidieron. Alrededor del 10% de los denunciados está en la cárcel. Los números surgen de la Unidad de Enlace de las fiscalías que la coordinadora del Ministerio, María Teresa Day, creó para justamente conectar a la Justicia con otros organismos del Estado y para comenzar a procesar datos de delitos de los que hasta ese momento no se tenían cifras.

Day tiene sobre su escritorio, en el cuarto piso del Palacio de Justicia, una pila de informes en papel –dice que el año que viene apuntarán a cambiar eso– en donde están los datos y actuaciones de las fiscalías que llevan adelante los fiscales Mónica Romero, Daniel Carniello, Mariana Pedot, Flavio D'amore y Mónica Fernández Poblet y que reúne y procesa la directora de Enlace Institucional, Rosana Dottoti.

"Les mando inspecciones todos los días, mañana y tarde, me llega todo en el momento porque los inspectores me lo pasan por WhatsApp", afirmó Day acerca del control que ejerce sobre los fiscales y aseguró que los doctores "por lo menos hasta ahora no se han quejado".

Las fiscalías de violencia de género se crearon, en papeles, en 2015. Por falta de recursos, de un espacio físico en donde ponerlas a funcionar y de personal, arrancaron dos años después, en febrero de 2017, cuando el Ministerio Público, a cargo del procurador Alejandro Gullé, reorganizó el trabajo de los fiscales en unidades especiales de acuerdo a los delitos.

Todos las faltas, tanto las de penas menores de tres años como las de más, relacionados a la violencia de género, son atendidos en las fiscalías especiales. De entrada, los fiscales recibieron más de 1.700 causas que estaban distribuidas en otras dependencias. "Se ha logrado sistematizar los datos", afirmó.

En el último informe que tiene la coordinadora, de setiembre, hubo 15 detenidos en instrucción y 40 en correccional, sobre un total de 477 causas. El promedio de detenidos es de entre el 10% y el 11,5%.
"Los detenidos pueden ser por un hecho grave, pero hay muchos casos en los que hay reiterancia. Hay muchos correccionales en donde el delito puede ser amenaza reiterada, una lesión leve o tiene alguna otra causa y por eso queda detenido", explicó Day.

Sobre el uso de las pulseras duales, que el Estado adquirió para hacer un seguimiento de los casos y custodiar a las víctimas, desde el Ministerio Público dijeron que hoy se están usando 25. La víctima, en este caso, tiene que dar su consentimiento y también usarla. "El fiscal sabe que tiene esa herramienta, se usa cuando lo determina y cuando el Equipo Profesional Interdisciplinario (EPI) me dice que es factible por el riesgo", contó.

A las víctimas se las busca en sus casas cuando tienen que ir a las fiscalías por alguna razón, para lo cual se contrató un sistema de remises. "Yo no quiero molestar a la víctima, la víctima llega hasta donde puede", comentó Day.

Acerca de datos más precisos, como edades de las víctimas, el vínculo que tenían con su agresor o el tipo de violencia ejercida, Day dijo que "todo eso se está trabajando y que lo están desagregando". "La idea es ver eso, porque se lo informamos después a la Nación", explicó mientras da vueltas las hojas de las carpetas.
Fuente:

Más Leídas