Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 29 de octubre de 2017

Descubrieron un mural inédito de Fader oculto en un pasillo del museo

Fue durante los trabajos de remodelación que se realizan en la antigua casona que Emiliano Guiñazú hizo construir en 1892. Esta valiosa pieza se suma al resto de la colección.

Los trabajos de remodelación en el Museo de Bellas Artes Emiliano Guiñazú comenzaron el 11 de setiembre y durante las actividades de consolidación de las estructuras, los obreros y técnicos descubrieron un mural inédito del artista Fernando Fader.

Se trata de una valiosa obra escondida tras la cáscara antigua de una mano de pintura que algún imprudente colocó hace ya muchos años, desconociendo el patrimonio cultural que con este acto casi borra de la historia.

museo-fader-2.jpg
Hallazgo. Este es el mural encontrado en un pasillo.
Hallazgo. Este es el mural encontrado en un pasillo.

Si bien falta mucho aún por conocer de este mural ya que los restauradores hasta el momento han descubierto solo algunas zonas, ya se pueden observar varios de los motivos que figuran en la escena. Hay un árbol, que al parecer forma parte de un bosque, y también un barco.

Posee un enmarcado con fileteado como se usaba durante la época en que pudo haber sido creado , es decir entre 1907 y 1914, tiempo en que el famoso pintor vivió en la antigua casona tras contraer matrimonio con Adela Guiñazú.

Iñaki Massini, inspector técnico de la construcción, explicó que el mural apareció gracias al proceso de estatigrafía que se realizó en todo el conjunto de la propiedad. "Se trata de una técnica que consiste en ir removiendo desde la primera capa de pintura hasta la última", precisó.

"Por pliego nosotros teníamos la obligación de hacer 60 estatigrafías. En uno de los sectores cuando se alcanzó la última capa se notó cierta rareza en el color de la pintura y tras examinar mejor apareció la obra. Entonces se amplió la zona de búsqueda", dijo.

El mural está en uno de los pasillos que conducen a la habitación principal, sobre la cava de la casa y en vínculo con el jardín posterior. La idea es protegerla y restaurarla tal como se tiene pensado hacer con el resto de las paredes en las que el pintor expresionista dejó su huella.

Cristina Sonego, coordinadora de restauración, describió que el mural descubierto necesitará mucho cuidado y trabajo de preservación porque se encuentra en mal estado ya que está atravesado por una grieta producida por los movimientos sísmicos que han afectado a todo el edificio.

"Lo que estamos haciendo en esta etapa, no solo con este mural hallado sino con todos, no es restauración, es un trabajo de preservación y conservación preventiva, es decir protegiendo los murales y consolidando las partes sueltas o flojas, para que los constructores puedan intervenir", explicó Sonego.
museo-fader-8.jpg

Para esta primera etapa, que está prevista que culmine dentro de un año, se destinaron $27 millones del Presupuesto de Mendoza.

De hogar para veranear a espacio para la difusión del arte
En 1889 Emiliano Guiñazú, comerciante y próspero miembro de la burguesía mendocina, compró más de 120 hectáreas de terreno en Mayor Drummond, Luján, con una casona de tipología rural que modificó para darle un aspecto más residencial.

Ese lugar fue pensado para veranear en familia y quedó listo en 1892. Fernando Fader pintó los murales mientras habitó la casona entre 1907 y 1914, ya que contrajo matrimonio con Adela Guiñazú, hija de Emiliano. En 1940, Narcisa Araujo, viuda de Emiliano Guiñazú, donó la antigua casona a la Provincia. El 15 de abril de 1945 se creó el Museo Provincial de Bellas Artes Emiliano Guiñazú y se inauguró el 11 de abril de 1951 en ese edificio.

Expresionista
Fernando Fader. Burdeos, 1882 - Ischilín, 1935). Pintor argentino de origen francés, principal introductor de la estética expresionista alemana en Argentina. Destacan entre sus óleos y acuarelas: La mantilla, La madre, La liga azul, y la serie titulada La vida de un día.

museo-fader-7.jpg

Fuente:

Más Leídas