Mendoza Mendoza
miércoles 11 de abril de 2018

Demolieron 60 edificaciones en riesgo en Guaymallén

La Municipalidad se encargó de 30 que corrían peligro de derrumbe. Las otras las tiraron los propietarios. Aún quedan 300 construcciones en las mismas condiciones

Ayer tembló fuerte. El epicentro fue en la región de Coquimbo, en Chile, y tuvo una magnitud de 6,2 grados en la escala de Richter. Fue a las 7.19 e hizo que el inicio de la mañana mendocina fuera, al menos, tensa, ya que acá se sintió fuerte (entre 3 y 4 grados) y se percibiera extenso, de varios segundos.

La sacudida hizo repasar algunos datos de la situación edilicia de la provincia. "En todos los municipios hay edificaciones con riesgo de derrumbe. Acá, por ser nosotros el más poblado, se nota más pero todos los departamentos están igual", dijo ayer el ingeniero civil Miguel Valentini, director de Obras Privadas de la Municipalidad de Guaymallén. En este departamento, la Comuna ha demolido 30 edificaciones que tenían riesgo de derrumbe y logró que los propietarios de construcciones en riesgo demolieran otras 30, pero "aún hay más de 300 en inminente colapso y se siguen recibiendo nuevas denuncias, especialmente después de eventos como el sucedido esta mañana (por ayer)", dijo.

El número es preocupante pero hay que analizarlo dentro de un contexto. En Guaymallén hay 15.000 viviendas de adobe y la enorme mayoría está todavía en buenas condiciones de habitabilidad. Según los expertos, las que ya no tienen salvación son aquellas que no han tenido mantenimiento. La humedad ha sido el principal enemigo de estas construcciones, aquella propia del suelo y la generada por la lluvia, a través de filtraciones en los techos. "Los muros pierden espesor y se debilitan, provocando después fisuras", dijo Valentini, quien informó que "el Municipio tiene un equipo de profesionales que sin costo puede inspeccionar las edificaciones de aquellos que quieran saber si están en buenas condiciones".
Para esto y también para recibir denuncias por riesgo edilicio la Comuna tiene la línea telefónica 0261-4498181 para recibirlas.

El director de Obras Particulares remarcó que "detectar las construcciones con riesgo de derrumbe es algo que debemos hacer entre todos y agradecemos las denuncias, porque nos permite trabajar en esto".

En setiembre del año pasado, después de un fuerte sacudón como el de ayer, Guaymallén ya había informado que había más de 300 edificaciones en riesgo de derrumbe. Ese número se mantiene pese a que ya se han demolido 60 de aquellas. "Ocurre que pese a que hemos avanzado, han surgido denuncias que nos permitieron detectar nuevas edificaciones en esas condiciones y seguimos detectando otras, todas las semanas", añadió.

"Realizado un relevamiento bastante completo, hay mapas armados y se detectan zonas especialmente afectadas, que son las más antiguas, como Pedro Molina y la parte vieja de San José", dijo Valentini.

Hay distintas realidades en el grupo de las más de 300 edificaciones en riesgo. Algunas están abandonadas y deshabitadas. En ese caso, la Comuna intima a quien figura como titular a que la demuela y, si no hay respuesta, siguiendo los pasos legales procede a derrumbarla con personal propio para luego cargarle los costos al dueño. "Se analiza cada situación, ya que hay gente que puede afrontar esos costos y hay otras que no. En ese caso se estudia su situación", informó el funcionario.

El panorama se complica cuando las edificaciones se encuentran habitadas. "Algunas están alquiladas y muchas están usurpadas. Allí hay que tratar de resolver una problemática habitacional, pero es indispensable desalojar porque hay un riesgo inminente para los moradores y también para terceros", dijo Valentini.

Guaymallén ha llegado a ejecutar desalojos con la fuerza pública para poder demoler estas construcciones.

Este es un problema generalizado en toda Mendoza. En Guaymallén se nota más por ser el departamento más poblado, pero "este es un problema común a todos los municipios de Mendoza", dijo el ingeniero Valentini.

"Esto lo hemos analizado con el resto de las comunas, especialmente con las del Gran Mendoza, y es algo en lo que estamos compartiendo experiencias para solucionarlo", comentó.
Fuente:

Más Leídas