Mendoza Mendoza
sábado 19 de mayo de 2018

De cuidacoches a trabajar en un restorán de la Arístides

La historia de Maximiliano Rus (27) es un ejemplo de la incorporación de los trapitos a diferentes empresas privadas.

Maximiliano Rus, con 27 años y 12 de trabajo en el Parque Central como cuidacoches, se convirtió en empleado de una conocida empresa gastronómica. Se desempeña en la cocina de un local de calle Arístides Villanueva, lugar en donde ingresó luego de una intensa capacitación a través de los cursos gratuitos que se desarrollan en la Comuna de Capital, la cual implementó ya hace un mes la prohibición del trabajo de los trapitos en las calles. Hasta ahora se han incorporado 20 jóvenes a distintas empresas.

"Me presenté, lo hice y me derivaron rápidamente a este trabajo, donde lo más importante es que me permitieron salir de la calle. Estoy muy contento porque me está yendo bastante bien y me permitieron ingresar a la formalidad", contó el joven, quien ya es padre de una nena y sostén de su hogar.

Su principal orgullo es poder demostrarle a su hija que se puede mejorar en la vida y que no desperdiciará esta oportunidad. Incluso tiene ganas de completar sus estudios secundarios, algo que no pudo hacer hasta el momento por no tener un empleo seguro.

El ex cuidacoches es padre de Delfina, una beba de un año y un mes, fruto de la relación con su actual pareja. "Estoy muy agradecido con la Municipalidad de Mendoza porque me costaba mucho mantenerme en pie y sostener a mi familia. Ahora voy a poder cubrir las necesidades básicas y estabilizarme", aseguró.

"Después de que sacaron la ordenanza era sólo cuestión de paciencia. A veces me desesperaba mucho, me mantenía inquieto y estaba muy alterado por la situación. Cuando me llamó la gente del municipio me puse realmente contento porque se movieron rápido para que pueda tener una nueva fuente de sustento", relata.

Para Maximiliano, el encuentro con su primer trabajo en condiciones de estabilidad y seguridad social no fue solamente su única satisfacción. Es que el equipo de compañeros del restorán le mostró su apoyo y apertura para que se adapte de la mejor manera a las nuevas condiciones y pueda crecer en el ámbito laboral. "Sinceramente llegué muy contento. La misma ansiedad me generó una sensación extraña y me encontré con personas que me atendieron muy bien. El compañerismo que tengo acá me hace sentir muy cómodo, mejor no podría estar", reflexionó sobre su experiencia laboral fuera de las calles.

Desde el sector empresarial reconocieron el trabajo coordinado que se realiza con la Comuna y también el de solucionar la problemática de los cuidacoches de la zona. El titular de Zitto, Raúl Roitman, señaló que la medida "era algo que todos los comercios en general estaban pidiendo. Es importante reconocer el papel de la Municipalidad de Mendoza en entender y atender el reclamo".

Roitman, quien es destacado en el ambiente por su responsabilidad social, dejó de manifiesto el desempeño entre el sector público y privado para dar respuestas a un desafío categórico como es la inclusión de este sector de la sociedad en la formalidad. "Es un reto enorme, pero consideramos que la empresa se encuentra preparada para recibir y capacitar a estas personas. Ha llegado el momento de poner el hombro entre todos y darle una oportunidad a gente que no la hubiese tenido sin apoyo de la Comuna", aseguró.

El empresario gastronómico reiteró la importancia del diálogo continuo con los funcionarios municipales en la puesta en marcha de una estrategia en común. "Cuando se comunicaron con nosotros para consultarnos por la ordenanza, dijimos que sí. De ahí en más tratamos de consensuar un plan de reinserción y capacitación para que esto que es la pata privada tenga presencia y podamos ayudar a la gente, si no iba a faltar un eslabón", señaló.

Asimismo, convocó a sus pares a sumarse a la iniciativa ya que, según su propia visión, es necesario "dejar de decir y hacer de una vez por todas".

Por último, la jefa de Recursos Humanos de la empresa, Florencia Bonadé, destacó la presencia de su nuevo integrante que viene "a formar parte de la familia del restorán. Maximiliano no es un caso excepcional y llegó a nosotros gracias a la Municipalidad de Capital. Esperamos que sea un excelente desafío para él y para nosotros. Anhelamos que muchas empresas más se animen a prenderse".

Fuente:

Más Leídas