Mendoza - General Alvear General Alvear
viernes 03 de noviembre de 2017

Crearon un robot didáctico y fueron premiados en Brasil

Son dos alumnos de la escuela de Agricultura de General Alvear, quienes participaron en la feria Mostratec.

Dos chicos de la escuela de Agricultura de General Alvear, de la Universidad Nacional de Cuyo, crearon un robot didáctico que tendrá como fin incentivar a alumnos de escuelas primarias y secundarias de Mendoza a crear trabajos de programación tecnológica.

Joaquín Vergara (17) y Juan Ignacio González Burnet (17) comenzaron a trabajar en el proyecto desde principios de año y lo presentaron en la Mostratec, el encuentro de ciencia más importante de Latinoamérica que impulsa la Fundação Liberato, y en el que se expusieron proyectos de investigación en ciencia y tecnología en diversas áreas del conocimiento humano.

Allí obtuvieron el tercer premio en la categoría de Ciencias de la Computación a nivel internacional, y el primer puesto en la comitiva argentina que participó en la muestra.

El prototipo Robot Didáctico se creó en una impresora 3D y es un juguete interactivo de bajo costo que facilita la enseñanza de la programación de manera divertida y progresiva, donde el niño-joven es autor de su propio juego.

Los protagonistas
Joaquín está en 5º año y egresará con el título de Técnico Agropecuario, aunque ya tiene otras metas a seguir: ser ingeniero electrónico. "Con Juan detectamos que en las escuelas primarias y secundarias no se enseña nada de programación de software, y por eso empezamos desde mayo a trabajar en un proyecto didáctico que les sirviera a los chicos para que ellos mismos pudieran crear sus propios programas", explicó el estudiante de 17 años.

Comentó que se fue acercando a la tecnología por curiosidad y por las clases de informática de la escuela.

"Lo que hicimos fue mezclar una interfaz gráfica de programación y una plaqueta electrónica programable que se conecta con un cable USB y así, con esas dos cosas construimos un robot que ayuda a los chicos a aprender a programar, por ejemplo, a que el robot agarre un objeto, lo mueva, es decir, tiene una respuesta física", contó.

Destacó la gran ayuda que les proporcionó contar con una impresora 3D que les permitió imprimir partes del robot y nuevos modelos del mismo.

Concretamente el dispositivo consta de dos plataformas de programación muy complejas: Arduino (plataforma de hardware de código abierto) y S4A (scratch para Arduino). Esta complementariedad ofrece una atractiva propuesta muy accesible para el usuario.

El proyecto premiado cuenta actualmente con dos prototipos: el más básico consiste en que el robot detecta un objeto a cierta distancia, emite un sonido y enciende una luz; otro consiste en que un brazo robótico meta una pelotita en un recipiente.

Juan es especialista en software y aplicó sus conocimientos para el funcionamiento del pequeño robot, que aún no tiene nombre, que es de material plástico y que llegará a estudiantes de colegios de la provincia para promover estos emprendimientos.

"La idea es que ellos mismos hagan sus programas para que luego puedan transmitírselos al robot para que entre en acción, se mueva", expresó Juan.

Para ser precisos, desde una computadora con una interfaz sencilla y gráfica, sin líneas de código de programación, el usuario puede programar el accionar del robot y ver en el propio dispositivo la respuesta de lo programado, con el resultado de una respuesta física.

"Esto lo vuelve muy atractivo, ya que va más allá de la pantalla de programación, permitiendo la modificación del programa tanto como se desee para que el robot realice diferentes acciones o desafíos, estimulando la creatividad del joven de modo permanente", explicaron los creadores de la escuela de Alvear que ahora se encuentran trabajando en otro proyecto: que el robot se pueda manejar en forma inalámbrica. "La idea es que los proyectos vayan mejorando a futuro. El límite del robot se lo pone el chico con la imaginación", sintetizaron.

Bibiana Portillo, responsable de la Muestra de Ciencia, Tecnología e Innovación que se realizó en la UNCuyo, en setiembre, viajó con los chicos a Brasil. "Estamos muy contentos porque este premio representa el esfuerzo de las instituciones y el compromiso de los alumnos. Es muy importante porque incentiva la investigación, la ciencia y tecnología en edades tempranas", dijo la especialista, que acompañó a los chicos junto con Silvia Marín, profesora de Tecnologías de la Información de la escuela de General Alvear.

17 años tienen los chicos que participaron en el encuentro realizado en Brasil, considerado el más importante de Latinoamérica, especialmente en áreas de Ciencia e Investigación.

uncuyo-1.jpg
Silvina Marín, Joaquín Vergara y Juan Ignacio González Burnet.
Silvina Marín, Joaquín Vergara y Juan Ignacio González Burnet.
uncuyo-2.jpg

Fuente:

Más Leídas