Mendoza - Rusia Rusia
martes 26 de junio de 2018

Con una sonrisa de oreja a oreja volvió el chico que ganó un concurso para viajar a Rusia

"Cuando vi a Messi me quedé con la boca abierta", afirmó Adriel Zotelo Manuel, que tiene 10 años e ingresó con el equipo contra Islandia.

Adriel Zotelo Manuel tiene 10 años y una historia increíble para contar: haber ingresado al imponente estadio mundialista Spartak de Moscú de la mano del arquero de la Selección argentina, Willy Caballero.

Ese día el equipo nacional debutó con un empate con Islandia (1 a 1), pero el resultado poco le importó a Adriel, porque su sueño estaba cumplido.

El pequeño viajó al Mundial de fútbol gracias a que su mamá, Marcela Manuel (39), lo inscribió en el concurso "De la mano al Mundial" en el que los participantes tenían que contar "por qué tu hijo es un héroe". La madre contó que Adriel a los 3 años la defendió de una situación de violencia familiar.

Su historia fue una de las 11 escogidas para viajar a Rusia, y fue el único mendocino que tuvo el privilegio de ser elegido en el concurso patrocinado en forma exclusiva por la firma McDonald's.

El niño viajó con su mamá, y hace unos días llegaron de regreso a Mendoza, con la emoción y la alegría de haber vivido una historia inolvidable para los dos.

De pocas palabras y con los ojitos brillantes, Adriel no dudó en contar a Diario UNO que lo que más le gustó de todo lo que vivió fue ver a Messi; entrar a la cancha por el túnel y cantar el Himno Argentino. "Fue muy lindo entrar y ver muchas banderas argentinas. También me acuerdo que cantaban Vamos, vamos Argentina, vamos, vamos a ganar...; fue emocionante".

Otro de los momentos que le quedarán grabados para siempre fue las pocas palabras que tuvo con Caballero, ya que luego de entrar de su mano al campo el arquero le preguntó de dónde era y cuántos años tenía.

adriel-2.jpg
En la cancha. Adriel junto a Caballero y muy cerca de su ídolo, Leo Messi.
En la cancha. Adriel junto a Caballero y muy cerca de su ídolo, Leo Messi.

"Cuando entré a la cancha y vi a Messi me quedé con la boca abierta. Parece que me vio así y por eso se acercó, me dio un beso y me tocó la cabeza", recordó el niño que vive en San José con su madre, sus hermanas Guadalupe (8) y Valentina (14) y su abuelo Carlos.

La gran cantidad de fotógrafos que había, los hinchas argentinos con sus caras pintadas, la enorme cantidad de banderas y los gritos dentro de la cancha son parte de las postales que aún viven en él, porque cada vez que lo cuenta se le nota en su carita feliz, en su amplia sonrisa.

Además de fútbol, pudo visitar algunos lugares junto con el resto de la delegación compuesta por chicos del resto del país. "Rusia me gustó también y de recuerdo me compré una taza", dijo.

Antes de partir al Mundial, la delegación y las autoridades de McDonald's fueron a la Quinta de Olivos para visitar al presidente Macri.

"El viaje se adelantó un día porque el Presidente quería saludar a los chicos. El encuentro fue muy lindo, e incluso Macri jugó un partidito con los niños. Fue muy cordial", explicó la madre, Marcela Manuel.

Embed

Ella también disfruto del viaje y quedó impactada con la cultura, la limpieza y la cordialidad de la gente de Moscú. Para los acompañantes de los chicos se les programaron diferentes paseos, entre ellos una visita a la emblemática Plaza Roja.

"Quedamos encantados con todo, incluso un día nos encontramos con Marley y nos sacamos una foto con él", comentó.

Además destacó la atención que le brindaron desde la organización del concurso, "nos sacaban fotos por todos lados, íbamos con guardaespaldas todo el tiempo, nos cuidaron mucho y estoy muy agradecida por esto que jamás soné que podía vivir", dijo la mujer.

Fuente:

Más Leídas