Mendoza Mendoza
domingo 15 de abril de 2018

Con Escuelas Faro, 127 colegios buscan mejorar su desempeño

Es una iniciativa nacional que apunta a fortalecer la comprensión de textos y la resolución de operaciones básicas.

A partir de los malos resultados reflejados en la Evaluación Aprender 2016, donde se detectaron problemas en la comprensión de textos y en la resolución de operaciones matemáticas básicas, desde este año comenzó a funcionar en Mendoza y en todo el país, el programa Escuelas Faro, que apunta al fortalecimiento de esas áreas en ciertas instituciones que necesitan ayuda. En la provincia son 127 los colegios que forman parte del proyecto.

Una de las escuelas que integran el programa es la Provincia de Salta, ubicada en Villa Nueva, Guaymallén. Su directora, María Liliana Sánchez, que es la máxima autoridad desde el 2012, la definió como una institución de características "propias de una comunidad de altísima vulnerabilidad".

Al colegio, que es únicamente de nivel primario y que hace seis años tenía una matrícula de casi 300 alumnos, contra los casi 520 que cuenta en la actualidad, asisten niños de cuatro asentamientos que rodean al edificio.

"Los chicos vienen a clases en un contexto sumamente complicado y el día de la Evaluación Aprender, a la cual no me opongo porque está bien que se evalúe, sólo pudieron asistir seis, porque llovía desde el día anterior y no podían salir de sus casas", explicó la docente.

Por ese mal resultado en la evaluación, la institución fue una de las 127 seleccionadas en Mendoza para integrar el programa Escuelas Faro.

"En ese contexto la idea es fortalecer áreas puntuales como Lengua, Matemáticas y Gestión, para lo cual vendrán herramientas y apoyos. Nosotros debemos presentar un proyecto que ya estamos armando, que no dista mucho de lo que venimos haciendo, pero que servirá para que a nivel provincial vean dónde ellos pueden ayudarnos", explicó Sánchez.

Una de las problemáticas que observan en el colegio dentro del proceso de aprendizaje es la inasistencia, que por diferentes complicaciones personales de los alumnos, es muy elevada a nivel general.

"Hay mucha diferencia entre los pocos chicos que vienen los ocho meses de clases con los que vienen seis, que faltan intermitentemente. Pero no nos sorprende, es propio de la vulnerabilidad en la que conviven, porque la situación de residencia es inestable o porque una lluvia fuerte les complica el hecho de salir de sus viviendas".

En ese caso, el proyecto podría apuntar a qué puede hacer la escuela para generar procesos continuos de asistencia.

"Entre tanta linealidad con la que se toma la Evaluación Aprender, es positiva la idea de que se busque focalizar en instituciones para ver de qué manera se puede ayudarlas puntualmente para mejorar y resolver los problemas", dijo Sánchez.

Otra propuesta que presentará el colegio es que las evaluaciones tengan que ver con las realidades institucionales y no sean iguales para todos los colegios, porque hay circunstancias que modifican las posibilidades de los estudiantes.

Centenaria
Este año festejan. La escuela Provincia de Salta celebrará este año su primer siglo de vida. Por eso están preparando un festejo que tendrá distintas actividades y que se extenderá a lo largo de toda una semana, dentro y fuera del edificio.

Apuntan a sostener las trayectorias escolares continuas y completas
El programa fue propuesto a nivel nacional por la Secretaría de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación, y en la provincia es aplicado por la Dirección de Planificación de la Calidad Educativa y la Dirección de Educación Superior de la Dirección General de Escuelas (DGE).

El objetivo es orientar y fortalecer las instituciones de nivel primario y secundario de todo el país que presentan desafíos para el sostenimiento de trayectorias escolares continuas y completas.

Según explicó María Julia Amadeo, directora de Planificación de la Calidad Educativa, la finalidad es mejorar los aprendizajes en Lengua y Matemáticas y las trayectorias de los estudiantes.

"Tenemos un problema grande de chicos que no continúan el colegio sobre todo a partir del segundo año del secundario. Por ese motivo, el programa se aplicará en 6º y 7º grado de la escuela primaria y en 1º y 2º año de la secundaria".

Para eso, cada institución deberá presentar además un proyecto denominado PEAP (Proyecto Escolar de Aprendizajes Prioritarios), en el que establezcan metas de logro junto a estrategias de enseñanza para alcanzarlas.

"Por otra parte, la Dirección de Educación Superior participa asistiendo a los docentes con nuevas metodologías de enseñanza que puedan aplicar. A todos los docentes nos forman de la misma manera, pero las formas de enseñar se deben adaptar al contexto en el que se realizan y a los alumnos que tienen", agregó Amadeo.

Para finalizar, explicó que el concepto de Escuelas Faro, para ellos, tiene que ver con que se trata de instituciones que "iluminan a la DGE para avisar que necesitan este tipo de ayuda".

Si bien recién empieza y por el momento se han hecho reuniones generales con los docentes, en los próximos meses se harán presenciales dentro de cada institución y con los docentes asignados, que serán cuatro por cada colegio seleccionado para participar.
Fuente:

Más Leídas