Mendoza - Mendoza Mendoza
domingo 19 de noviembre de 2017

Aumentaron casi 60% las consultas por wasapitis

Es un término acuñado por kinesiólogos ante las patologías provocadas por la mala postura por el uso del celular

Que es cada vez mayor la dependencia al celular o su aprovechamiento, depende de cuánto y cómo se lo use, no es novedad y las estadísticas dan cuenta de ello. Por ejemplo, la consultora Voice! relevó que el 59% de sus encuestados lo usa todos los días o casi diariamente para mirar televisión, películas, series y videos. Pero lo que crece, a la vez, son los índices en problemas de salud, alentados por estos hábitos.

Según especialistas en kinesiología de Mendoza, aumentaron entre 50% y 60% las consultas por patologías asociadas al excesivo uso de los aparatos tecnológicos. La wasapitis, que también se conoce como cuello de texto, trae aparejada cervicalgias, cervicobraquialgias, túnel carpiano y otras similares.

"Desde hace un año o año y medio que han aumentado las consultas. Primero van a traumatólogos y derivan en kinesiólogos por cervicalgias, que son dolores a nivel cervical. Mientras sea sólo eso y no comprometa a nivel nervioso deriva en dolores de cabeza, en dolores alrededor de los ojos, y puede también generar adormecimiento en los brazos, en las manos", comentó Gabriela Zarandieta, profesora de Educación Física, licenciada en Kinesiología y ergónoma, especificando que la tendencia es que sigan creciendo.

wasapitis 1.jpg

La mala postura es la principal causante de esto. "En vez de llevar el celular para arriba miramos hacia abajo. Esa postura durante mucho tiempo provoca esto que, al principio son molestias pero que después generan patologías más graves y que llevan mucho tiempo para que se solucionen", detalló la especialista, y agregó que también se desencadenan problemas por el movimiento repetitivo de un dedo para escribir o movilizar imágenes, lo que causa inflamaciones de tendones y ligamentos, además de los problemas referidos a la visión, como el síndrome del ojo seco, que provoca irritación e inflamación ocular, escozor, enrojecimiento y sensación de un cuerpo extraño en los ojos.

Los datos locales se condicen con estudios nacionales, como uno realizado en el Hospital Municipal de Vicente López que evidenció que en dos años de los 162 casos de columna analizados el 70% correspondió a cervicalgias asociadas al text neck, enfermedad tecnológica.

Números y claves
Según la encuesta de la consultora Voices!, el 59% de los usuarios de smartphones dijo que ya utiliza estos aparatos todos o casi todos los días para mirar televisión, películas, series y videos. La cifra aumenta entre las mujeres (67%) y los jóvenes de 18 a 29 años (73%).

Además, este estudio reveló que quienes miran videos en el celular lo hacen durante 3 a 4 horas diarias, superando incluso al promedio de uso de los Smart TV (3 horas) y al de los televisores planos no inteligentes (2,6). En mujeres el promedio sube a 3,8 horas y en jóvenes, a 4,5.

Para contrarrestar algunos de los efectos que esto provoca, los especialistas recomiendan al momento de comunicarse remplazar los mensajes escritos por los audios, lo que permite que el celular se lleve a la boca y que no se tenga que bajar la cabeza. Después, que el borde superior de la pantalla esté al mismo nivel que los ojos y que entre la espalda, la cadera y la rodilla se forme un ángulo recto.

Que se evite estar tirado en la cama, sobre todo con las computadoras, ante las que sugieren lo mismo que con el celular con respecto al nivel de las pantallas, sumando como recomendaciones que la espalda se mantenga derecha, que se relajen los hombros y que se use una almohadilla o algo debajo de la muñeca.

Hacer movimientos de flexibilidad, o de fuerza para los músculos del cuello, al que también hay que movilizarlo de un costado hacia otro o hacia adelante son algunos de los consejos prácticos que dan profesionales para alivianar impactos.

Interrumpir las jornadas largas frente a una pantalla para caminar o hacer otra actividad al menos una hora es otra recomendación.

wasapitis 3.jpg

Fuente:

Más Leídas