Mendoza - Mendoza Mendoza
viernes 22 de junio de 2018

Aplausos: presentaron sus buzos con un desayuno para necesitados

Son los estudiantes del 5º año del Instituto Adventista, que entregaron 60 meriendas de café y tortitas.

A las 8.30 en punto, estudiantes de 5º año del Instituto Adventista se reunieron en la plaza Independencia estrenando el buzo de la promoción 2018 y en vez de cortar el tránsito y hacer disturbios repartieron 60 meriendas (café y tortitas) a la gente que vive en la calle y a quienes pasaban por el lugar en situación de vulnerabilidad.

Fue la contracara de lo que sucedía a pocos metros de donde estaban, donde los chicos del colegio Normal hacían una ruidosa presentación de su indumentaria, que tuvo como resultado nuevas personas multadas (36 en 4 presentaciones en el año) por contaminación sonora.

Mientras tanto, los chicos que pertenecen a una institución religiosa (Adventistas del Séptimo Día) siguieron cumpliendo su tarea solidaria, también por otras plazas, como la recientemente remodelada San Martín y sus alrededores.

De lejos se los podía identificar por su buzo color rosado y gris, con el 18 en la espalda, por el año de la promoción, y el nombre de cada uno.

"La idea fue hacer algo diferente a lo que otros colegios hacen, ya que nosotros preparamos un simple desayuno y con eso hicimos una tarea solidaria, para estrenar las camperas que identifican a la nueva promoción de chicos que en total son 30", explicó Osmar Adrián Quispe, capellán encargado del área de obras solidarias del instituto ubicado en la calle Avellaneda, de Mendoza capital.

El referente comentó que la idea es, siempre, tratar de inculcarles valores como la solidaridad, el respeto al prójimo, "y esta acción forma parte de estos valores, porque queremos mostrarles a los chicos que mucha gente no tiene la misma posibilidad que ellos de estar calentitos al lado de una estufa, y por lo tanto que valoren esa oportunidad también".

Buena sorpresa
Los chicos y las autoridades que los acompañaron hasta la plaza Independencia, donde comenzaron el recorrido, contaron que muchos se sorprendieron cuando se les ofrecía una taza caliente y una tortita, e incluso preguntaban cuánto costaba.

"Fue muy bien recibido por todos, aunque algunos nos contaban que no estaban acostumbrados a estas donaciones", dijo el capellán.

Walter Camargo, profesor de Educación Física de la institución, explicó que todos los años cada curso realiza una actividad solidaria. "A veces se ha realizado recolección de alimentos para los merenderos, o de tapitas para el hospital Notti. En este segundo semestre le toca al resto de los cursos de primaria y secundaria llevar a cabo alguna propuesta hacia la comunidad, como parte de los objetivos que incentiva el instituto".

Viaje de egresados
Los 30 estudiantes que cursan el último año de la secundaria y que recibirán el título de bachiller con orientación en economía y contabilidad ya sueñan con el viaje de fin de año que cerrará su ciclo como estudiantes de esta institución.

Ya tienen todo preparado para ir a la ciudad de Bariloche, 8 días, desde el 20 de septiembre.

Allá también deben realizar, como parte de las tareas solidarias, alguna acción destinada a la comunidad.

"Siempre lo hacemos y recuerdo que un año pintamos una escuela en Bariloche y estuvo muy bueno porque hubo comerciantes de allá que donaron las pinturas", comentó el docente.

Siguen las multas al Normal
Nuevamente personas que acompañaban a chicos del Colegio Normal fueron multados por la Municipalidad de Mendoza por "contaminación sonora". En total por ese motivo ya se ha multado a 36 personas en 4 presentaciones en el año.

Recientemente los chicos del Normal recibieron una multa por incumplir el Código de Convivencia.
También fue durante la presentación de camperas de sus hijos. Los chicos tiraron pirotecnia y realizaron pintadas. Los padres que estaban en el lugar fueron partícipes.

Las multas por pirotecnia son de $12.650 equivalentes a 5.000 UTM, por contaminación sonora $12.650 y degradación visual $5.060 (2.000 UTM).

"Estoy desde segundo grado aquí, es una escuela tranquila, un grupo lindo y hoy fuimos a la plaza a entregar los desayunos porque la idea es colaborar con la gente, es un proyecto solidario muy lindo" (Bianca Zapata, 17 años)
Fuente:

Más Leídas