Mendoza Mendoza
miércoles 10 de enero de 2018

Antimacristas y macristas casi se van a las manos en la visita a San Rafael

Hubo escaramuzas entre grupos menores y la nota la dieron dos mujeres que estuvieron muy cerca de trompearse

La eterna grieta se hizo sentir nuevamente en San Rafael, entre dos grupos minúsculos de militantes que se enfrentaron verbalmente, entre los que hubo amenazas y hasta un intento de pelea entre dos mujeres que discutieron arduamente.

Esto se suscitó tras el discurso del Presidente a unas dos cuadras del lugar donde se anunció el inicio de las obras de repavimentación de la avenida Balloffet. Allí, de un lado de la avenida Hipólito Yrigoyen, manifestantes contrarios al gobierno de Macri y adeptos al Presidente se cruzaron con insultos, y chicanas hasta que dos mujeres se enfrentaron cara a cara.

Hubo amenazas de golpes hasta que apareció la Policía y calmó los ánimos que estaban bastante alterados.

En este contexto, donde la grieta parece ser inevitable, hubo otras apostillas de color que reconfortaron a Macri. Entre ellas el pedido de fotos, un abrazo, un apretón de manos y hasta el beso para un niño, que no se pudo concretar.

Lo cierto es que el Presidente aceptó la invitación de la gente y con una amplia sonrisa saludó antes de partir hacia la casa de un anónimo vecino.

Es que es muy común que en este tipo de visitas Macri se acerque hasta la casa de algún vecino para escuchar sus ideas y propuestas. Lo que se dice en la jerga, un común mano a mano con la gente.
¿Quién fue el vecino? Ni siquiera los más cercanos tenían la información y fue imposible saberlo. Seguramente la entrevista se reflejará luego en las redes sociales.
Fuente:

Más Leídas