Mendoza - Mendoza Mendoza
miércoles 22 de noviembre de 2017

Ampliación de la Corte: sobraron chicanas entre oficialismo y oposición

El Senado aprobó que la Corte pase de 7 supremos a 9. Fue un trámite sencillo, porque el oficialismo y sus aliados tenían los votos suficientes.

Desde los hermanos Marx, pasando por Ortega y Gasset, Alfonsín y Carlos Saúl, los senadores no escatimaron en "gastos" discursivos para justificar posturas a favor o en contra del proyecto de ley que ya tenía los votos cantados y sobrados para lograr media sanción: el aumento de los miembros de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza de 7 a 9 y la creación de una sala más.

También sobraron chicanas entre oficialismo y oposición, y las justificaciones de los dos radicales díscolos –Raúl Ferrer y Walter Soto– para explicar por qué la semana pasada no se sentaron en la sesión en la que se iba a tratar esta iniciativa, y por qué ayer sí lo hicieron.

En definitiva, el proyecto pasó por 20 votos positivos contra 14 negativos, y va rumbo a la Cámara de Diputados para su aprobación definitiva.

Chicanas van, chicanas vienen
Al verse frustrados para frenar la intención del gobernador Alfredo Cornejo de incrementar los miembros de la Suprema Corte de Justicia, tanto el PJ como el FIT acudieron a la sesión para debatir. Tenían claro que el proyecto iba a obtener media sanción, pero igual se sentaron.

Hubo muchas justificaciones desde el radicalismo, entre las que se destacaron las del autor del proyecto, Juan Carlos Jaliff, acerca de la cantidad de nuevas causas judiciales que ingresan por día a las dos salas en las que hoy está dividido el Tribunal Supremo pero lo que llamó la atención fueron los pases de factura mutuos entre el palmirense y la presidenta del bloque del PJ, Patricia Fadel.

"Con esto Cornejo quiere la suma del poder público. Ya tiene mayoría en ambas cámaras, la mayor cantidad de los intendentes son de su partido y ahora la Corte le responderá. Pido a los radicales que reflexionen, ellos siempre han sido defensores de las instituciones", disparó la tunuyanina.

fadel.jpg
Patricia Fadel.
Patricia Fadel.

Jaliff le respondió de inmediato: "Voy a llamar a Cornejo y le voy a decir que pida perdón a los mendocinos por haber ganado (las elecciones) por más de 20 puntos. Además, la senadora (por Fadel) se tiene que apoyar en la historia de la UCR para reclamarnos algo, cuando no puede justificar la historia de su partido".

También se cruzaron por la afirmación del PJ transmitida por Fadel acerca de que Cornejo quiere tener "mayoría automática" en la Corte. Ante este argumento, Jaliff retrucó que "con esto, los peronistas afirman que ahora Cornejo tiene mayoría automática en contra".

El senador radical también cargó contra el peronista Luis Böhm, que, entre otras cosas, dijo que el verdadero autor del proyecto era el gobernador y que Jaliff apenas lo había firmado. El radical tampoco tardó en contestar: "Me ofende, porque yo tengo una trayectoria política y nadie me manda a firmar un proyecto. Es más, cuando yo le presenté la idea a Cornejo, él ni siquiera sabía que se podía aumentar la cantidad de los miembros de la Suprema Corte".

Fadel también le apuntó a Walter Soto porque, a diferencia de Ferrer, que sostuvo su desacuerdo con la idea, cambió su postura y dijo que se había convencido de que era una buena iniciativa. "Nos gustaría que nos contara cómo se convenció, así, a lo mejor, nos convence a nosotros", soltó, socarrona, la jefa de bloque.

Así y todo, el Frente Cambia Mendoza obtuvo los votos que necesitaba para impulsar el proyecto a Diputados.

Argumentos a favor
Los radicales se apoyan en la necesidad de descomprimir la cantidad de causas que ingresan a la Suprema Corte y que no pueden ser resueltas en tiempo y forma. Lo que buscan es sumar dos miembros, crear una sala más y que el presidente del máximo tribunal integre una de ellas. Es decir, la estructura quedaría de la siguiente forma: Sala Civil y Comercial, Sala Laboral y Sala Penal.

Con respecto a crear una instancia intermedia –Cámara de Casación– que sirva de "filtro" para disminuir la cantidad de recursos que se presentan en la Suprema Corte, Jaliff explicó que no se puede porque va contra la Constitución provincial. En cambio, no sucede esto con el hecho de aumentar los miembros de la Corte, porque la Constitución dice que la misma estará compuesta por "un mínimo de 7 miembros", y no especifica el máximo.

En contra
La oposición asegura que Cornejo busca tener la suma del poder público, tener mayoría automática en la Justicia y así lograr que se aprueben reformas que con la actual composición de la Corte no conseguiría.
Aseguraron, además, que no los dejaron participar en la decisión, como tampoco se dio lugar a un debate más amplio en el que participaran expertos del derecho.

Sumaron que el hecho de incorporar ministros no significa que los procesos se vayan a acelerar, porque hay que escuchar y tener en cuenta la mayor cantidad de opiniones.

Nada de esto fue suficiente para frenar la media sanción.
Saturación suprema
Jaliff difundió algunos datos –la misma Justicia se los proporcionó– acerca de la saturación de causas que actualmente padece el mayor organismo judicial.

En 2012, dijo, a la Sala 1 entraban 3 recursos para resolver por día. A la Sala 2 ingresaban 5 diarios.

En 2016 la Sala 1 mantuvo el promedio pero en la Sala 2 se incrementó: ingresan a diario 6 nuevos planteos para resolver.
Fuente:

Más Leídas