Mendoza - Mendoza Mendoza
sábado 28 de octubre de 2017

Alumnos de 6º grado desarrollaron juegos didácticos para chicos ciegos

Son de la escuela Báez, en Las Heras. Adaptaron al Braille un circuito de casilleros y crearon un videojuego sobre la gesta libertadora. Lo hicieron para poder incluir a Nacho, que no ve.

"¿Cómo va a jugar Nacho?". Esa fue la pregunta que se hicieron hace unos meses los alumnos de sexto grado de la escuela Ricardo Báez, en Las Heras, que los llevaría a destacarse por sus actitudes inclusivas y humanitarias. La preocupación radicaba en cómo lograr que Ignacio Brito (12), que es ciego, participara en el Gran Juego San Martín, inspirado en el bicentenario del cruce de los Andes.

Para ello aprendieron Braille, modificaron el juego a través de este sistema y hasta se animaron a crear, en las horas de Informática, un videojuego adaptado. Hoy, gracias a este proyecto, son uno de los 48 representantes que tendrá Mendoza en la instancia nacional de la Feria de Ciencias, Artes, Tecnología y Deportes que se realizará en Tecnópolis, Buenos Aires.

Cómo surgió

La primera premisa que estos chicos de entre 10 y 11 años siguieron fue la de volcar en las clases de Plástica todo lo que venían estudiando acerca de la gesta sanmartiniana a 200 años del cruce y alentados por vivir en Las Heras, sitio crucial para la hazaña.

Así, divididos en grupos según temáticas en torno a toda la vida de San Martín, crearon maquetas que se unieron en un gran juego, al estilo de la oca, de casi 5 metros de largo y con 89 casilleros, para desafiarse entre los jugadores a ver cuánto sabían de lo aprendido.

"Fue a partir de ahí que surgió la hipótesis de trabajo, porque Nacho no iba a poder leer las consignas. Ahí mismo decidieron que debían adaptarlo", comentó Ariel Merlo (37), profesor de Lengua y Ciencias Naturales y coordinador del proyecto.

Para lograr la adaptación, cuatro de sus alumnos aprendieron Braille junto con la profesora integradora de Ignacio, que cursa el séptimo grado –es un año más grande que ellos– y con quien comparten recreos y otras actividades. Con él fue que estos niños, que a su vez le fueron enseñando a sus compañeros de qué se trataba el sistema, estuvieron un mes modificando las partes del juego a través de una máquina de escribir Braille y del método más artesanal, a través de la tabla y el punzón.

"Era tan novedoso que se fueron sumando todos y se fueron enseñando entre ellos cómo hacerlo. En general siempre fue un grupo muy interesado en el tema de la inclusión, ya que desde tercer grado saben lenguaje de señas", agregó este docente acerca de los casi 60 alumnos de 6º grado que tiene esta escuela pública entre las dos secciones.

Cuando ya se encontraron con el juego debidamente adaptado para que Nacho participara, se les ocurrió darle la forma de proyecto científico, aprovechando la invitación a participar en una nueva edición de la Feria de Ciencias, Artes, Tecnología y Deportes. Para eso aprovecharon que uno de los niños tenía conocimientos más avanzados sobre TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y, con la ayuda del profesor de Informática crearon un videojuego para ciegos.

Así surgió Jugando con San Martín, grabado con sus propias voces, que permite, a través de comandos, a aquellos con algún tipo de dificultad visual seguir las indicaciones y resolver preguntas.

Ahora la oferta se amplió y ya crearon otro juego para la computadora (una ruleta y uno de encastre de piezas,) también para ciegos.

Con este material se presentaron en la instancia institucional de la feria, logrando el primer puesto. Esto les permitió llegar hasta la etapa departamental –también la ganaron–, para luego presentarse en la provincial, que también los premió y eligió como uno de los 48 proyectos de Mendoza que se van a medir con los mejores del país en la instancia nacional, que se desarrollará en Tecnópolis.

Para estos clasificatorios todos tuvieron distintas labores y varios docentes colaboraron, pero fueron representados por dos duplas, conformadas una por Daniel Iturra y Giuliana Ceruel, y la otra por Jesús Oliveri y Andrés Pollicino.

A pesar de que en Buenos Aires serán sólo dos los expositores, estos 4 chicos viajarán a Buenos Aires, acompañados también de Brito.

"Nunca los había visto tan felices, al igual que a Nacho. Más allá de que es un juego hecho de forma humilde, ellos han crecido muchísimo desde lo humanitario. Ya están pensando en cómo ayudar a unos niños de prejardín que tienen problemas motrices", agregó Merlo.
Fuente:

Más Leídas