Mendoza Mendoza
jueves 21 de diciembre de 2017

Ahora en los súper hay cortes de cerdo de Brasil a buen precio

La bondiola y el lomo son los más buscados por quienes ya preparan las mesas de Navidad y Año Nuevo

Por estos días previos a las fiestas de fin de año, las góndolas de los principales hipermercados exhiben cortes de cerdo importados de Brasil y lo que más sorprende es que cuesta la mitad de lo que vale el mismo corte de producción argentina. Por ejemplo, un kilo de solomillo traído del país vecino se puede comprar a $100, mientras que si es de origen local, el precio asciende a $200.

"Los frigoríficos grandes son los que importan y distribuyen a las cadenas de hipermercados. Por lo general, se hace cada año esta importación. Con los valores pasa que muchas veces se hacen acuerdos meses antes y por eso, el precio es más bajo. Depende de los arreglos y estrategias comerciales", explicó Roberto Graziotin, empresario.

Añadió que en esta época crece la demanda de ciertos cortes especiales como lomo, solomillo y bondiola. "Se importan porque son los que se consumen ahora. En cambio, hay otros que sirven más para invierno, para guisos. A los supermercados les conviene porque no tienen sobrantes, ya que la demanda es específica y a eso se apunta", comentó.

Entre las cadenas de hipermercados que exhiben este tipo de cortes especiales, figuran Walmart, Coto y Carrefour, entre otros.

El empresario dijo que los gustos de la gente van cambiando y por eso ahora los argentinos comen más cerdo. También influye que en el precio no hay grandes diferencias con la carne vacuna, ya que de a poco, con los años, se han ido equiparando las cifras.

Entre los meses de enero y setiembre de este año, Argentina lleva importadas un total de 23.500 toneladas de carne de cerdo de Brasil, es decir 48,7% más que el año pasado, según las estimaciones de ABPA, la Asociación Brasileña de Proteína Animal.

Un dato relevante es que el 35% de lo que se compró en el exterior fue bondiola, cuyo precio por debajo del costo de producción impacta de manera negativa en el mercado local, explican los especialistas.

Según un estudio de la Cámara de Productores Porcinos de Córdoba (Cappcor) en 2012 el consumo promedio de carne de cerdo en Argentina era de 8,6kg por habitante, aumentando progresivamente hasta llegar a un consumo promedio de 13,8kg por persona durante los primeros ocho meses de 2017.

Es decir, el consumo aumentó en promedio un punto por habitante y por año, o a una tasa interanual constante del 10% durante los últimos cinco años.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la carne de cerdo es la más consumida a nivel mundial, por encima de la carne aviar y la carne bovina, con un consumo promedio de 16 kilogramos por habitante.

Precavidos
A la hora de elegir un producto, hay que tener en cuenta que se venden congelados. Por eso, se recomienda tener cuidado.

Víctor Shqueitzer, del sector de Producción Porcina de la Dirección de Ganadería de la provincia, alentó a la población a tener cuidado a la hora de comprar, ya que "vienen congelados y muchas veces se ponen en las góndolas como frescos cuando en realidad los han descongelado y esto no ayuda al productor porcino".

En cuanto al sabor de un cerdo brasileño comparado con el de nuestro país, el funcionario comentó: "Hoy en día la genética del cerdo avanzó tanto que congelado o fresco no pierde las propiedades.
Algunas personas pueden darse cuenta de que ha sido congelado, pero mundialmente las propiedades están estandarizadas. Tiene poca grasa, buen sabor y si bien depende de la alimentación, no varía casi nada". Adelantó que hay acuerdos con Dinamarca y Estados Unidos para importar algunos cortes de cerdo que llegarán pronto a nuestro país.
Fuente:

Más Leídas