Mendoza - Guaymallén Guaymallén
viernes 13 de abril de 2018

Accidentes de tránsito dejan al año 2.000 víctimas con discapacidad

Se analizan en Guaymallén las causas y consecuencias de estas cifras en Mendoza. Predominan daños físicos y psicológicos y no hay estadísticas posteriores.

Nadie los cuenta, no están en las estadísticas oficiales y no hay un seguimiento sobre sus casos, pero lo cierto es que anualmente en Mendoza 2.000 personas quedan con alguna discapacidad como consecuencia de accidentes de tránsito.

Viernes y sábado en jornadas organizadas por el Día de la Víctima en Hechos de Tránsito, se compartirán experiencias y analizarán los motivos, las consecuencias y la forma de afrontarlas. Será en el Le Parc y están organizadas por la ONG Compromiso Vial por Mendoza, en coordinación con la Municipalidad de Guaymallén.

Los números son terribles y las consecuencias humanas e individuales más tremendas aún.

Las estadísticas no son completas. Sólo indican los fallecidos en el lugar del accidente, pero no aquellos que mueren días después. Y mucho menos hay números precisos sobre la evolución que tienen los heridos, muchos de los cuales quedan con secuelas físicas y psicológicas permanentes.

Dentro de estos números relativos, surgidos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, en el último año se han producido 5.700 víctimas fatales y 10.000 han quedado con discapacidades, números que triplican al de víctimas por hechos de inseguridad.

En Mendoza, en 2017 hubo 193 fallecidos en accidentes de tránsito y "se debe estimar que hay 1 fallecido por entre 5 y 10 que quedan con discapacidad", indicó Carlos Trad Fager, presidente de la Sociedad Argentina de Evaluadores de Salud (SAES). Esto es entre 1.000 y 2.000 personas discapacitadas por año.

Y los números son más tremendos aún si se analiza América Latina. Hubo 150.000 muertes el año pasado y 1,5 millones de personas, como si fuera toda la población del Gran Mendoza, quedaron con lesiones severas permanentes.

El futuro es peor. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que hacia 2020 habrá 20% de aumento de víctimas.

Trad Fager sostiene que esto se debe a que hay cada vez más vehículos, más veloces, las rutas son las mismas y hay mayor cantidad de elementos distractores, como los teléfonos celulares.

La OMS también sostiene que aumentarán "los siniestros grupales, donde hay varias víctimas. Esto se debe a que cada vez hay más micros y camiones en las rutas", dijo Trad Fager. "En nuestro país todo el transporte de carga es en camiones y esto aumenta la cantidad de accidentes, cosa que no ocurriría si se utilizaran los trenes, como en otras partes del mundo".

Pocas acciones
Alejandra Cubilla de López, integrante de Compromiso Vial por Mendoza, sostuvo que desde el Estado "quizás hay buenas intensiones, pero muy poca acción" para tratar de reducir los accidentes de tránsito.

Alejandra habla desde muy adentro. Es madre de Vanina López, que tenía 20 años cuando falleció, la madrugada del viernes el 24 junio de 2011. Había salido a bailar y regresaba a su casa con 5 amigos en un auto que se estrelló contra un árbol en Guaymallén. Sólo uno sobrevivió.

"Lo principal es aumentar los controles concientes. Hoy se ve esos controles en lugares estratégicos con el único fin de multar y recaudar. No son controles para salvar vidas", dijo.

Además, sostuvo que "otra medida es poner luces intermitentes en las calles de salida de los boliches porque el conductor, hasta de una manera inconciente, tiende a disminuir la velocidad cuando ve estas señales", y luego subrayó que "la mayoría de las medidas que proponemos no son no costosas, pero no tenemos muchas respuestas. Hay buenas intenciones, pero poca acción".

Un libro para ayudar a generar conciencia
Ángel Roberto Correa y Luis Alberto Leal son jóvenes, vitales... Y los dos tienen severas secuelas por accidentes de tránsito. Llevan adelante su rehabilitación en el Centro de Ayuda al Discapacitado Motriz (CADIM) y, desde allí, han escrito un libro contando sus experiencias para tratar de generar conciencia.

Correa tiene 27 años. Hasta la madrugada del 18 de junio de 2011 era un muchacho normal, robusto, de 1,85 de estatura y abanderado de la escuela San Martín Labrador, de Barriales.

Esa madrugada, como a las 3, regresaba en su moto de un asado con amigos y "estaba ebrio", reconoce.

Volvía a su casa de Medrano. Llevaba el casco puesto, pero sin sujetarlo con la correa. En la rotonda de Barriales perdió el equilibrio y cayó. Sufrió un traumatismo de cráneo que lo tuvo en coma e inconciente un mes. Quedó cuadripléjico.

Leal tiene 26 años. Estudiaba y trabajaba, hasta la madrugada del 29 de marzo de 2009. Vive en Rivadavia y aquella noche regresaba en su moto de un cumpleaños de 15, en el distrito La Reducción. No había bebido mucho, pero hacía dos días que no dormía. "Me quedé dormido mientras manejaba. Me encontraron inconciente un rato después". Fue llevado primero al hospital Saporiti y después al Central. Estuvo tres meses en terapia intensiva.

Ángel y Luis concurren a CADIM y comenzaron a dar charlas en las escuelas. Luego publicaron el libro El poder de los sueños.

Ellos son parte de las jornadas que empiezan hoy. Para contar sus casos y para ser escuchados.

Fuente:

Más Leídas