Diario Uno > mendocinos

La solidaridad en el sur

"Gracias es la palabra que usualmente se utiliza para agradecer un gesto, pero en este caso eltérmino es escueto. La infinita amabilidad, contención y la expedita ayuda que recibimos a raíz delaccidente de nuestro

hijo en el cajón del Río Azul, es el motivo de estas líneas".

"Al comisario Rolleri y sus colaboradores que nos facilitaron los trámites que en esas horas

tan amargas debimos hacer". 

"Al señor Caliva y su asistente que se presentaron en nuestra hostería para ponerse a nuestra

disposición con ayuda económica y psicológica de la comuna de El Bolsón".

"Al Cuerpo de Bomberos y Prefectura que trabajaron incansablemente en la búsqueda de nuestro

hijo".

"A Tomás, que con su contención y calidez asistió en las primeras del accidente a Federico,

compañero de Juan Manuel".

"A Atilio y su familia del Refugio Cajón del Azul, que nos hicieron sentir como en casa".

"A Pablo, su novia, y toda la gente del Refugio "El Polaco", que no escatimaron palabra de

consuelo para con nosotros".

"A Anita de la Hostería Steiner, que nos atendió como si fuéramos su familia".

"A David y Gonzalo, que acudieron al lugar descuidando sus tareas y que junto a Jimena fueron

puntales fundamentales de apoyo para nosotros".

"A Andrés y sus amigos que hicieron un viaje de locos, para acudir en ayuda de su amigo".

"Y por último hago una mención especial para Eduardo "Guallito" y Marcelino, dos seres

extraordinarios, de una nobleza inmensa, que nos llevaron a recorrer el río por su lecho, con el

sólo interés de encontrar a nuestro Juan Manuel".

"Por todo esto, quiero expresar en nombre de mi señora, el mío propio, de mi hermano Blas y

su señora Alicia y nuestras respectivas familias nuestro más y sincero agradecimiento".

Francisco y Mirta Ávila