miércoles 20 de diciembre de 2017

Lo condenó un jurado popular y le dieron 13 años por homicidio

Un joven fue declarado culpable por un jurado, por la muerte de Melina Romero (16), quien fue drogada y abusada sexualmente en 2014. El tribunal dictó la pena

Joel Chavito Fernández (20), a quien un jurado popular declaró culpable del crimen de Melina Romero (16), la adolescente asesinada en 2014 en la localidad bonaerense de José León Suárez, fue condenado a 13 años de prisión.

La decisión del juez Adrián Berdichevsky, a cargo del Tribunal Oral Criminal 5 de San Martín, se dio a conocer ayer y recayó sobre el acusado, que continuará detenido.

Fuentes judiciales informaron que el magistrado fijó esa pena por los delitos de homicidio preterintencional, en concurso real con la privación ilegal de la libertad coactiva, agravada por la participación de dos o más personas.

El abogado Marcelo Biondi, representante de la familia de la víctima, había pedido 15 años de cárcel, por un delito que contempla entre 10 y 28 años.

El letrado valoró como atenuantes que Fernández no tenía antecedentes penales y que tiene un hijo que está enfermo, entre otras circunstancias.

En tanto, el defensor oficial Santiago Reil solicitó que reciba la pena mínima y que se tenga en cuenta su difícil situación familiar.

El 30 de noviembre se había realizado la audiencia de alegatos, durante la cual las partes plantearon al juez sus expectativas respecto de la pena a imponerle al condenado.

En esta instancia participaron también los padres de Melina y el propio condenado, quien lloró frente al juez, tal como lo había hecho el día en que fue hallado culpable por los jurados populares.

Primero, Reil explicó que su asistido tiene un bebé de un año y medio internado en el hospital Thompson de San Martín con un cuadro de desnutrición, al tiempo que su mujer lleva adelante un embarazo de riesgo.

El defensor oficial requirió, además, que se realice un peritaje ambiental en el domicilio de la familia, con el fin de establecer que tiene residencia en un barrio "de clase trabajadora" y que pertenece a "una familia de bien".

Finalmente, requirió al tribunal que tenga en cuenta que su defendido no tiene antecedentes penales.

Condena popular
Chavito Fernández fue declarado culpable el 27 de noviembre y quedó detenido tras conocerse el veredicto unánime de los doce jurados populares que intervinieron en el juicio.

El debate tuvo una particularidad: es la primera vez que se realizó un juicio por jurados sin que exista acusación fiscal, ya que la instructora judicial que llevó adelante la causa, María Fernanda Billone, desistió de imputar a todos los sospechosos y sólo el abogado de la familia insistió en mantenerla contra el imputado.

El testimonio clave en la causa fue el de una chica, quien relató que la madrugada del 25 de agosto de 2014, Melina la pasó a buscar con Chavito y otros jóvenes por su casa y que luego fueron a otra vivienda, donde durante varias horas les dieron drogas y alcohol, y abusaron de ellas.

La chica dijo que en determinado momento la subieron a ella y a Melina a un auto y se dirigieron a un arroyo, donde ella pudo ver cómo tiraron el cuerpo de su amiga.

"A Melina la tiraron al arroyo. A mí me tenían apuntada con un fierro. Era como un descampado, todo yuyo y pasto. Le colocaron piedras adentro de una bolsa negra", aseguró.

En la causa estuvieron detenidos otros dos jóvenes, aunque no fueron acusados por la fiscal.
Fuente:

Más Leídas