LAS COIMAS K Lunes, 17 de septiembre de 2018

Pescarmona procesado y embargado por $4.000 millones

El empresario mendocino quedó sindicado por el caso de los cuadernos k. A Francisco Valenti le dictaron falta de mérito.

El juez federal Claudio Bonadio procesó al empresario mendocino Enrique Pescarmona, fundador y líder de IMPSA. Además le impusieron un embargo por $4.000 millones. En tanto al exdirector de la empresa local, Francisco Valenti, le dictaron la falta de mérito.

Pescarmona se presentó en la causa de los cuadernos K como arrepentido y declaró hace 15 días ante Bonadio. Luego regresó a Mendoza, donde fue consultado por Diario UNO y se negó a dar declaraciones.

El empresario provincial quedó procesado el mismo día que Cristina Kirchner por el supuesto pago de coimas durante el anterior gobierno. Además figura entre una larga lista de funcionarios y hombres de negocios que quedaron en la misma situación.

Entre ellos están el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido; su entonces segundo Roberto Baratta, y quienes fueron imputados como organizadores de la asociación ilícita y permanecen con prisión preventiva.

Además fueron procesados los arrepentidos José López, ex secretario de Obras Públicas quien está detenido por otra causa, y Claudio Uberti, ex titular del (OCCOVI), el órgano de Control de Concesiones Viales.

En tanto, el juez también procesó a Angelo Calcaterra de IECSA, primo del presidente de la Nación, Mauricio Macri; Aldo Roggio, del Grupo Roggio; Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción; Luis Betnaza de Techint, Gerardo Ferreyra de Electroingenieria y Néstor Otero de TEBA.

La lista de procesados comprende además a Gabriel Romero, de EMEPA; Juan José Lascurain, ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), al ex juez federal Norberto Oyarbide y a Javier Fernández de la Auditoría General de la Nación (AGN).

Falta de mérito para Valenti

El juez dictó la falta de mérito de Jorge Neira y Osvaldo Acosta, ambos de Electroingenieria; de Javier Sánchez Caballero, de IECSA; de Rodolfo Poblete, de EMEPA; de Héctor Zavaleta, de Techint, y de Francisco Valenti de Industrias Pescaroma.

Todos ellos sí reconocieron haber hecho pagos ilegales ya sea para acceder a obra pública o como aportes para la campaña electoral del kirchnerismo, pero fueron sus jefes de sus respectivas empresas quienes aclararon que lo hicieron por cuenta y orden de ellos.

En su momento, el juez Bonadio había informado que el expediente acumulaba "32 cuerpos de actuaciones y voluminosa documentación", al tiempo que se realizaron "70 allanamientos" y secuestraron unos 6 millones de pesos y poco más de un millón de dólares.

Bonadio tomó indagatoria a 52 personas y dispuso 26 detenciones, de las cuales liberó a un total de 11: además, 17 imputados declararon en calidad de "arrepentidos" y se resolvieron "15 acuerdos de homologación en forma positiva".

El magistrado afirmó en su último escrito que "los fondos recaudados" por las presuntas coimas llegaban finalmente "a manos de los verdaderos beneficiarios de la maniobra ilícita: Néstor Kirchner, Cristina Fernández y Julio De Vido.