Diario Uno > Fútbol > River Plate

Se encendió la alarma en River: un integrante del cuerpo técnico tiene coronavirus

Uno de los integrantes del cuerpo técnico de Marcelo Gallardo amaneció con fiebre y, por precaución, fue hisopado y se confirmó que tiene coronavirus.

Uno de los integrantes del cuerpo técnico de Marcelo Gallardo que se sumó a la burbuja sanitaria de River Plate como entrenador de arqueros amaneció con fiebre, fue hisopado y el club confirmó que tiene coronavirus.

El auxiliar Adrían Olivieri, entrenador de arqueros que reemplazó a Alberto Montes durante esta etapa de trabajo, tuvo algunas líneas de fiebre en horas de la mañana y fue desafectado de la concentración hasta tanto se conozca el resultado del PCR que le hicieron por la tarde.

Te puede interesar...

https://twitter.com/RiverPlate/status/1299162700413575172
https://twitter.com/RiverPlate/status/1299115320544821248

Mientras tanto y por precaución, algunos de los colaboradores que compartieron la cena en la noche anterior fueron aislados en sus habitaciones a la espera de la determinación de los estudios médicos que van a confirmar si los síntomas sólo obedecen a una simple gripe.

Los primeros indicios aseguran que no podría dar positivo porque no tuvo contacto con ninguna persona ajena al grupo que está aislado, pero, en caso que sea así, el plantel y la delegación será hisopada este viernes mismo para detectar si hay otros casos.

Desde que se inició esta etapa de los entrenamientos y los protocolos, solamente el arquero juvenil Maximiliano Velazco dio positivo, y hubo un “falso positivo” en un análisis serológico de Gonzalo Montiel, que luego se supo que no estaba contagiado de coronavirus.

River burbuja coronavirus1.jpg

Mientras tanto, el plantel se entrena en el River Camp, con tareas técnicas-tácticas con pelota, en una jornada que tuvo un solo turno de trabajo y mañana regresará con doble tarea, en tanto que el sábado se termina la concentración hasta el inicio de la competencia.

Los jugadores, Paulo Díaz y Jorge Carrascal. con problemas musculares, y el juvenil Benjamín Rolheisser, en la etapa final de la recuperación por una intervención quirúrgica, se mueven de manera diferenciada.