El delantero de Argentinos Juniors Santiago Silva podría recibir muy buenas noticias dejaría atrás el calvario que está viviendo en el fútbol argentino ya que fue suspendido para jugar profesionalmente por doping, se aplicó un gel fertilizante para intertar ser padre, y es inminente el fallo del Tribunal Federal de Apelaciones del Poder Judicial de la Nación respecto a su caso.

El Tanque, que está inhabilitado para competir hasta 2022, podría volver al campo de juego antes de lo informado y según trascendió en las últimas horas le darán la razón a su reclamo.

Te puede interesar...

Así lo confirmó el periodista Hugo Balassone en Radio La Red AM 910 este jueves al mediodía.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fhugorbalassone%2Fstatus%2F1375142891371257858

Todo indica que Santiago Silva recibirá el visto bueno de la Justicia argentina. El mismo tribunal había dictado en su momento una cautelar que le permitió seguir jugando algunos meses más, pero la medida se venció el 31 de octubre de 2020 y, desde entonces, está parado.

Pese a todo los inconvenientes, el atacante uruguayo advirtió hace unos meses atrás que no se iba a rendir y su lucha por volver a jugar seguiría intacta. "Yo me voy a retirar cuando tenga ganas, a mí no me van a retirar. Estoy convencido, me conozco", dijo en su momento el atacante de Argentinos Juniors.

"No me pueden dar dos años por querer tener familia, cuando a un jugador por doping de droga social le dan 6 meses", afirmó Silva, en declaraciones al programa "Cómo te va, Benedetto", conducido por Marcelo Benedetto por Radio Colonia.

santiago-silva2.jpg

En agosto de 2019, la medida cautelar dictada por el Juzgado Contencioso Administrativo Federal número 3, había aclarado que se observó en la causa "la concurrencia de circunstancias graves y objetivamente impostergables que justifican el dictado de la medida interina prevista en el artículo 4 de la ley 26.854".

De esa forma, Silva pudo jugar para Argentinos Juniors, dejando en stand by la sanción por doping de dos años que se le había interpuesto por el control antidopaje positivo la Comisión Nacional Antidopaje por altos niveles de testosterona (una hormona sexual masculina que tiene efectos morfológicos, metabólicos y psíquicos) en un partido frente a Newell´s por la Copa de la Superliga, el 12 de abril de 2019, cuando jugaba para Gimnasia y Esgrima La Plata.