El exdelantero del Deportivo Maipú Roberto Jaime Corró se mostró muy feliz por el ascenso del Cruzado a la Primera Nacional (el elenco maipucino venció este domingo en la final del Federal A a Deportivo Madryn por 2 a 0) y confesó que apagó su teléfono mientras se jugaba el partido.

"Hice una cábala el domingo, apagué el celular, estuve tres horas sufriendo y la que miraba el teléfono era mi señora. Cuando ella me dijo que había ascendido Maipú saltaba y lloraba de alegría", dijo el exatacante en el programa Ovación 90 (se emite por Radio Nihuil), que ascendió al Nacional B con un emblemático equipo cruzado el 14 de junio de 1986.

Te puede interesar...

corro-1.jpg
Roberto Jaime Corró y un recuerdo de aquellos años gloriosos del Deportivo Maipú.

Roberto Jaime Corró y un recuerdo de aquellos años gloriosos del Deportivo Maipú.

"La verdad que estoy muy contento por lo que lograron los muchachos del Deportivo Maipú, que me hace acordar los viejos tiempos del año 86. Jugaron la final a muerte y salió ese 2 a 0 para ascender a la Primera Nacional", admitió Corró, quien integró un conjunto que orientaba José Manuel Ramos Delgado.

"Tenemos un grupo de WhatsApp de los ex jugadores, que está integrado por los que jugamos en el club y simpatizantes. Seguimos unidos como en el '86 y estoy trabajando acá en Chile como minero en la región de Copiapó", relató.

"En Maipú logré lo mayor que podía gracias al grupo que teníamos. Éramos todos unos fenómenos", enfatizó.

"En Maipú estuve desde el '86 al '89, de ahí me transfirieron a Unión Española de Chile, donde estuve un año y medio. De ahí pasé a Coquimbo Unido, salimos segundos en el torneo y jugamos la Copa Libertadores con San Lorenzo, Newell's, Colo Colo y la Católica. Allí estuve tres años", admitió Corró.

"Después pasé a Regional Atacama (estuve del '93 al '96), en el '97 me fui a Arica y volví a Atacama, donde jugué hasta los 42 años. Ahí no jugué de nueve y me tiré un poquito más atrás (se ríe)", afirmó.