Diario Uno > Fútbol > River

River tiene en carpeta a un atacante extranjero

Ante las trabas para lograr el fichaje de Agustín Palavecino, River tiene como alternativa otro nombre: el delantero ecuatoriano Adolfo Muñoz.

River Plate, que ofreció en las últimas horas un préstamo para conseguir la cesión del enganche Agustín Palavecino, quien presiona al Deportivo Cali para que acepte la operación y le permita regresar a la Argentina, tiene como alternativa otro nombre: Adolfo Muñoz.

Ante la dificultad que parece trabar la negociación con Palavecino, un grupo empresario ofreció al club millonario otro nombre como alternativa y es el del jugador ecuatoriano Adolfo Muñoz.

Te puede interesar...

El apuntado se desempeña como extremo en la Liga Deportiva Universitaria de Quito y tiene 23 años. Puede desempeñarse también como mediapunta y tiene buena llegada al gol: convirtió 30 en su carrera sobre 165 partidos jugados.

Adolfo-Muñoz-River1.jpg

Sin embargo está la traba del cupo de extranjero, lo que sucede con los casos de Mathias Laborda y Gabriel Neves (ambos uruguayos de Nacional). El gran candidato a liberar un espacio es el paraguayo Jorge Moreira, pero por ahora no hubo más que sondeos por él.

River enfrentó a Muñoz en la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020, cuando el conjunto argentino se impuso por 3-0.

River y una nueva contrapropuesta

River realizó una contrapropuesta diferente a Deportivo Cali , luego de que hubiera desestimado el ofrecimiento de algo más de 2 millones de dólares por el 50 por ciento de la ficha de Agustín Palavecino, surgido en las divisiones inferiores de Platense.

El enganche bonaerense, de 24 años, no integró la nómina del elenco caleño que en la noche del viernes empató 1-1 con Envigado por el torneo Apertura colombiano. Palavecino presiona para ser transferido en lo inmediato.

Según lo revelado a Télam por fuentes cercanas a la negociación, el nuevo ofrecimiento del club de Núñez estribaría en pagar “un préstamo de 300 mil dólares”, a la vez de establecer una opción de compra del 80 por ciento de la ficha, tasada en 3,7 millones de dólares.

Igualmente, la suma continúa lejos de la cláusula de rescisión especificada oportunamente por la entidad colombiana: 5 millones de dólares por el futbolista, cuyo contrato con Deportivo Cali se vence el próximo 31 de diciembre.