Lucas Gamba (33) mira al cielo, sonríe y se conmueve a más no poder. El sanrafaelino, que viene de marcarle un gol a su comprovinciano Sebastián Torrico por la Copa Sudamericana (Rosario Central venció a San Lorenzo por 2 a 0), contó que cada vez que anota una conquista se la dedica a su madre Angélica, quien ya falleció.

"Son para mi madre, le debo más que los goles, es una forma de agradecerle por tanto", dijo en una entrevista con Ovación.

Te puede interesar...

Gamba disputará un clásico apasionante: Rosario Central-Newell's (se jugará este domingo a las 21 en el Gigante de Arroyito y corresponde a la fecha 12 de la Copa Liga Profesional). Aunque la falta de público por la pandemia le quitará color, el exDeportivo Maipú e Independiente Rivadavia dijo que el partido se vive con las pulsaciones aceleradas.

"Se viene el partido más importante para la gente, Dios quiera que lo podemos ganar, se vive de manera muy especial y muy intensamente", dijo el delantero.

-¿Cómo viviste los anteriores clásicos?

-Me tocó jugar uno nada más y fue empate, aparte no jugué mucho, pero era con gente y fue un clima tremendo; es muy lindo jugar estos partidos.

-Andás derecho, les marcaste a Argentinos, Banfield y ahora a San Lorenzo...

-Jaja, siempre es lindo poder sumar algún gol para ayudar al equipo, estoy contento por eso.

Lucas-Gamba-gol-Central.jpg

-Le anotaste a Torrico. ¿Qué se dijeron cuando se vieron?

-No nada, siempre nos saludamos con muy buena onda y yo más que nada lo felicitarlo por el presente y obviamente por su tremenda carrera.

-Están bien en la Copa Sudamericana, ¿pueden clasificar en la Copa Liga Profesional?

-En la copa recién van dos fechas y es un torneo muy difícil muy parejo, pero estamos en la pelea con ese triunfo; en la Liga tenemos que ganar los dos partidos que nos quedan y esperar que pierdan puntos los demás para tener chances.

-Jugaste en Maipú y en la Lepra, ¿imaginabas este presente de ambos equipos?

-Sí claro, a Maipú se le tenía que dar el ascenso porque venía siempre haciendo muy buenas campañas, siempre peleando arriba hasta el final. La Lepra también lleva varios años jugando el Nacional y creo que este fue el DT (Gabriel Gómez) que mejor lo hizo jugar, así que ojalá le vaya muy bien porque tiene muy buenos jugadores.

-¿A cuál de los dos equipos volverías?

-No sé, obviamente que con los dos equipos tengo mucho cariño, siempre los sigo y les deseo lo mejor.

-¿Recordás el día que te probaste en un club en San Rafael? ¿Quién te acompañó?

-Yo en San Rafael directamente arranqué en Quiroga, el club de mi barrio; fui con un amigo (Gonzalo Ochoa), vivía enfrente de mi casa y mi madre me mandó con él. Aprovecho para mandarle un abrazo, ya que anda por España hace varios año ya.

-El Kily González (el DT del Canalla) estuvo cerca de irse. ¿Vive acelerado en el día a día?

-Se corrieron rumores como siempre cuando no se daban los resultados, pero nosotros siempre confiamos que podemos ganarle a cualquiera con él al frente, y es muy intenso para trabajar y muy motivador.

-¿Solés volver a San Rafael? ¿Qué extrañas?

-Voy siempre cada seis meses cuando termina cada temporada, por lo menos una semana o algo más estoy por ahí y extraño bastante más que nada a mi familia y amigos.

-¿Cómo pasaron con tu familia a la pandemia?

-La pandemia la verdad se hizo bastante larga, pero hay que estuvimos tranquilos porque no quedaba otra. Gracias a Dios no tuvimos grandes problemas.

Sus seres queridos

La familia del exUnión de Santa Fe y Huracán de Parque de los Patricios está integrada por su mujer, Soledad y por su hija Valentina (tiene 2 años).

En San Rafael están sus hermanos Kely, Mario, Matías y Mauro.

Este es el gol que le hizo a Torrico

https://twitter.com/Sudamericana/status/1388145868633612288