El entrenador de Independiente Rivadavia, Gabriel Gómez, se mostró amargado este lunes porque Gimnasia de Jujuy le empató 1 a 1 a su equipo sobre el final. El partido se jugó en el estadio del Bicentenario de San Juan y correspondió a la 10ª fecha de la Primera Nacional.

"No soy de buscar excusas, si tuvimos la capacidad de hacer por momentos un buen juego significa que lo podemos llevar adelante. Nos faltó un poquito más, tuvimos la posibilidad de liquidarlo, pero no lo pudimos hacer. Si bien teníamos controlado el partido, aprovecharon el error nuestro", dijo el DT azul.

Embed
Gabriel Gómez lepra horizontal nueva.jpg

"Las sensaciones que tenemos todos es que estamos un poco amargados porque creo que teníamos el partido controlado, pero el fútbol tiene estas cosas, a veces a nosotros nos tocó empatar sobre la hora", añadió.

"Me quedo con lo positivo del segundo tiempo, por momentos hubo muy buen fútbol, hay que seguir mejorando en un campeonato largo. Lo positivo es que seguimos sumando, a veces algún partido se termina perdiendo por algún error que se comete, haremos nuestra autocrítica y seguiremos trabajando porque ya el sábado tenemos el partido con Instituto", resumió.

"A partir de los resultados Independiente se ganó un respeto, pero todavía tenemos mucho por crecer como equipo. Lo más importante es que estamos dentro de los primeros cuatro primeros. que es el objetivo. Hay que sostener lo que hicimos en los segundos tiempos ante Tristán Suárez y Gimnasia de Jujuy y arreglar esto de que no entramos bien en los partidos", aseveró a modo de autocrítica.

Por último se refirió al resembrado de la cancha de la Lepra. "El Gargantini está muy bien, ha crecido muy bien la semilla, lo estuve mirando, están trabajando mucho y me alegro que nuestro estadio esté así. Hoy también estuvimos en una buena cancha y los dirigentes hicieron un esfuerzo para poder venir", cerró.

Video: gentileza Prensa deportivo Maipú.

Seguir leyendo